Con nuevos requisitos, EU se prepara para reapertura fronteriza

Luego de 597 días desde el pasado 20 de marzo de 2020, Estados Unidos se prepara para este lunes 8 de noviembre, con nuevos requisitos, abrir su frontera terrestre con México para los denominados viajes no esenciales: turismo, compras o visita a familiares.

Lo mismo para quien cruce por tierra, aire o mar, las personas deberán mostrar adicional a su prueba PCR o antígenos, si tuvieron covid-19 y se recuperaron, el certificado de vacunación que contemple alguno de los seis inmunológicos aprobados por la OMS: Pfizer, Johnson & Johnson, Sinopharm, AstraZeneca, Sinovac y Moderna. En esta lista todavía no se encuentran la vacuna rusa, Sputnik V y la china, CanSino.

Por ejemplo, en los aeropuertos Internacionales de la Ciudad de México y Nueva York se muestran avisos con la nueva política de salud que regirá a partir del día de mañana.

Los viajeros deben firmar una declaración jurada en la que se informe a la autoridad norteamericana sobre su condición de salud respecto al coronavirus.

Para quienes crucen por la frontera terrestre, se pedirá aleatoriamente el certificado de vacunación que, se podrá mostrar de forma física o digital.

Este 8 de noviembre Estados Unidos su frontera terrestre con México para los denominados viajes no esenciales. Foto: Enrique Sánchez

También se sugiere por parte del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) que estos cruces se lleven a cabo en horas no  pico, es decir de lunes a viernes de 4 a 9 de la mañana, y los domingos, de 2 de la tarde hasta la medianoche.

La Cancillería mexicana ha descartado que la población fronteriza tenga alguna dificultades mayor para ingresar a Estados Unidos debido a que fue inmunizada con vacunas Pfizer, Johnson y Johnson, y Moderna, gran parte de ellas que donó el gobierno de Joe Biden para acelerar la reactivación económica en esta franja de más de 3 mil kilómetros compartidos.

Cabe precisar que los menores de edad están exentos de comprobar vacunación, salvo sus padres o con quienes viajan.

En cuanto a pérdidas económicas que dejó este cierre de casi 20 meses, la Smart Border Coalition con sede en San Diego, California, considera que tan solo en la región de San Ysidro la falta de ventas ascendió a más de mil millones de dólares, el cierre de 200 negocios y 2 mil trabajadores despedidos serían algunos de los saldos.

Se espera que a partir de este lunes 8 comience la recuperación de la pequeña economía en la región fronteriza, particularmente en los negocios que en gran medida dependen de los compradores mexicanos en ciudades como San Ysidro, Calexico, Arizona, Douglas, El Paso, Laredo, McAllen y Brownsville.

Fuente: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *