Apuestan todo para la COP26; inicia hoy en Glasgow

El mundo enfoca hoy su atención en Glasgow, Escocia, en donde inicia la cumbre del clima de Naciones Unidas, COP26, reuniendo a más de 100 líderes que buscarán acuerdos para hacer frente a la crisis climática.

La mayoría de los participantes adelantaron los compromisos que presentarán en Reino Unido, pero los desafíos continúan.

La conferencia se celebra cada año, pero en esta ocasión es crucial, porque los científicos aseguran que las naciones deben alejarse de una forma drástica e inmediata de los combustibles fósiles si quieren evitar los impactos más catastróficos del cambio climático, destacó el diario estadunidense The New York Times.

La meta es evitar que la temperatura promedio del mundo supere los 1.5 grados centígrados en comparación con los niveles previos a la Revolución Industrial. Ese es el umbral que los científicos consideran el límite después del cual los peligros del calentamiento global —como las olas de calor mortales, la escasez de agua, la pérdida de cosechas y el colapso de los ecosistemas— aumentarán.

Los desafíos son mayores, advierten.

EN DEUDA CON LOS POBRES

La promesa de los países ricos de movilizar 100 mil millones de dólares anuales para que los pobres hagan frente al cambio climático probablemente se incumplió en 2020. Las estimaciones de 2019 muestran que apenas se alcanzaron los 80 mil millones.

El Instituto de Recursos Mundiales, con sede en Washington, calculó que sólo un puñado de naciones ricas, incluyendo Francia, Japón, Noruega, Alemania y Suecia, habían realizado una contribución justa.

En la actualidad, la mayor parte del financiamiento se destina a la reducción de las emisiones.

“Nuestra gente está sufriendo de diversas formas como resultado de una crisis en cuya creación no tuvieron apenas parte”, dijo Sonam P. Wangdi, de Bután, que preside el grupo de Países Menos Desarrollados para la cumbre.

COMERCIO DE CO2

Entre los asuntos que quedaron sin resolver en la cumbre de París de 2015 están las normas para el comercio internacional de derechos de emisión de dióxido de carbono.

Los negociadores no pudieron cerrar tampoco este aspecto del reglamento de París en Madrid hace dos años. Glasgow brindará una nueva oportunidad. De un lado estarán los países que quieren normas más estrictas para evitar que bonos de emisión de CO2 inútiles inunden el mercado. Del otro, los países en vías de desarrollo que insisten en que los certificados acumulados en acuerdos previos deben respetarse.

NUEVOS OBJETIVOS

Los acuerdos actuales exigen que los países desarrollados establezcan nuevas metas cada cinco años, pero algunos participantes quieren cambiarlos a compromisos anuales.

METANO

El metano, principal componente del gas natural y subproducto de algunas actividades agrícolas, ha sido ignorado en negociaciones previas.

Como gas de efecto invernadero, es 20 veces más potente que el dióxido de carbono, pero permanece en el aire solo una década. Reducir sus emisiones arreglando las filtraciones en gasoductos y limitando la quema en perforaciones podría suponer una mejora pequeña, pero notable.

El mundo no puede solucionar el problema climático sin reducir las emisiones de metano, dijo Kelly Levin, responsable de ciencia, datos y cambio de sistemas en Bezos Earth Fund.

EL COMPROMISO DE 45%

Una propuesta de compromiso para reducir las emisiones en 45% para 2030, frente a los niveles de 2010, no es tanto un punto de negociación como un objetivo establecido por la ONU para que la cumbre se considere un éxito. Ahora, las emisiones van al alza.

Reducir las emisiones a la mitad en la próxima década está considerado un paso clave en el camino hacia la neutralidad en 2050, que según los científicos es la única vía para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1.5 grados Celsius para el final del siglo.

Con información de AP

El dato

La cita

  • La conferencia empieza el 31 de octubre y termina el 12 de noviembre. Reúne a más de 100 jefes de Estado y de Gobierno.

Países asiáticos se alejan de la descarbonización

En la costa del extremo sur de India, trabajadores se afanan en un muelle con una cinta transportadora que se adentra un kilómetro y medio en el océano Índico, donde las aguas azules son lo suficientemente profundas para que los barcos atraquen y descarguen enormes cantidades de carbón.

La cinta transportará millones de toneladas de carbón cada año a una gigantesca central eléctrica, situada varios kilómetros tierra adentro que quemará el combustible durante al menos 30 años para generar electricidad para los más de 70 millones de personas que viven en el estado indio de Tamil Nadu.

Udangudi es una de las casi 200 centrales eléctricas de carbón que se están construyendo en Asia, incluidas 95 en China, 28 en India y 23 en Indonesia, según datos de la organización estadunidense sin ánimo de lucro Global Energy Monitor (GEM).

La nueva generación de centrales producirá emisiones que calentarán el planeta durante décadas y es un reto al que se enfrentan los líderes mundiales que se reúnen a partir de hoy en Glasgow, en la COP26, donde esperan declarar la sentencia de muerte al carbón como la fuente de energía.

El uso del carbón es uno de los varios asuntos que dividen a los países industrializados y a los que están en vías de desarrollo en su intento de hacer frente al cambio climático.

Protestas en Roma

Exigen medidas urgentes

GLASGOW.— Cientos de personas se reunieron ayer en Glasgow para instar a los líderes mundiales a tomar medidas urgentes contra el cambio climático la víspera de la conferencia sobre el clima COP26. En las protestas, en las que participó la activista Greta Thunberg, hubo enfrentamientos con agentes de seguridad.  

Fuente: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *