Abuelita era esclavizada en su trabajo; dormía en una silla

Autoridades del Reino Unido sentenciaron al propietario de un hotel por acoso laboral contra una de sus empleadas a quien le negaban vacaciones y la obligaban a dormir en una silla.

La mujer, de 69 años de edad e identificada como Julie Miles, ganó la demanda contra el hotel Gran Western por lo que recibirá una indemnización de 55 mil libras (más de un millón y medio de pesos).

Según cuentan medios británicos, Julie comenzó a trabajar por 70 libras la noche, pero con el paso del tiempo el dinero disminuyó hasta alcanzar 1.41 libras por hora (unos 38 pesos la noche).

Además de esto, la mujer no podría tener vacaciones y era obligada a dormir en una silla en sus ratos de descanso.

Julie contó que no se atrevía a denunciar porque no tenía un lugar donde vivir.

Ante los hechos el juez fijó el monto de la indemnización, asegurando que ‘se aprovecharon de la vulnerabilidad de la mujer de la tercera edad’.

Información de Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *