La historia de Neha, joven asesinada por su abuelo y tíos, conmociona a la India

Neha Paswan, de 17 años, fue asesinada a golpes por su abuelo y sus tíos por vestir jeans, en lugar de la ropa tradicional de la India.

Los hechos ocurrieron la semana pasada en el estado de Uttar Pradesh, al norte del país.

Shakuntala Devi Paswan, madre de la víctima, contó a BBC India que abatieron a palos a la adolescente tras una discusión sobre la ropa que vestía, dentro de su casa, en la aldea de Savreji Kharg, en el distrito de Deoria, una de las regiones menos desarrolladas de India.

“Ella había mantenido un ayuno religioso durante todo el día. Por la noche se puso un par de jeans y una blusa e hizo sus rituales. Cuando sus abuelos objetaron su atuendo, Neha respondió que los jeans estaban hechos para usarse y que ella los usaría”, contó la madre de la víctima.

La discusión terminó violentamente. Neha Paswan fue golpeada y cuando se encontraba inconsciente, dijo, sus suegros llamaron un mototaxi para llevarla al hospital, pero no dejaron que los acompañara, por lo que ella alertó a sus familiares para que fueran al hospital de distrito a buscar a su hija, pero no la encontraron.

Al día siguiente, por la mañana, escucharon que el cuerpo de una niña colgaba de un puente sobre el río Gandak, y cuando fueron al sitio vieron que se trataba de Neha.

La madre contó que su hija quería ser agente de policía, pero ahora –subrayó– sus sueños no se harán realidad.

El padre de la víctima, Amarnath Paswan, trabajador de la construcción en Ludhiana, una ciudad de Punyab, quien regresó a su casa cuando la tragedia ya había ocurrido, comentó que ha trabajado duro para enviar a sus hijos a la escuela.

Sin embargo, dijo, los suegros presionaban a la adolescente para que dejara sus estudios en una escuela local, y a menudo la reprendían por no usar la ropa tradicional de la India.

La policía presentó el caso del asesinato y pruebas contra 10 personas, incluidos los abuelos, tíos, tías, primos y el conductor del mototaxi.

Fuente: Sin Embargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *