EU cambia estatus y deja en suspenso fecha de liberación de Eduardo Arellano Félix

El Buró Federal de Prisiones de Estados Unidos cambió este lunes el estatus del líder del cártel de Tijuana Eduardo Arellano Félix, a quien tenía previsto liberar este miércoles a “fecha de liberación desconocida”, un paso que ha seguido con otros narcotraficantes que aceptaron convertirse en testigos protegidos.

Hasta la mañana de este lunes el buscador de reos federales marcaba como fecha de liberación este próximo 18 de agosto, sin embargo ahora en ese casillero aparece la palabra “Unknow”, es decir, “Desconocida”.

En la ficha aún aparece el número de reo que llevó durante 10 años, el 04117-748 y que se encuentra recluido en el centro penitenciario de Allenwood en Pensilvania.

Sin embargo este cambio mantendrá como desconocida la fecha de liberación y por lo tanto sí se quedará en Estados Unidos o será deportado a México. MILENIO reveló que a horas de su excarcelamiento el gobierno aún no tenía argumentos legales para detenerlo de nuevo.

Y es que desde que Eduardo Arellano Felix fue detenido en agosto de 2008 en Tijuana. Facundo Rosas, subsecretario de Estrategia e Inteligencia policial de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, admitió que en México no contaba con averiguaciones previas y que lo que se tenía de “manera puntual” era la flagrancia.

Reveló que solo existía la flagrancia en los delitos que cometió por la posesión de armas de fuego y es que el día que fue detenido tenía un rifle AK-47. 

Finalmente, Arellano Félix solo cumplió 10 años de los 15 a los que fue sentenciado por cargos relacionados con tráfico de drogas gracias a un pacto al que llegó con las autoridades de Estados Unidos.

Cabe recordar que este cambio de estatus “desconocido” ya ha sucedido con otros narcotraficantes mexicanos que se han convertido en testigos protegidos o llegaron a acuerdos de cooperación con Estados Unidos.

Tal es el caso de Lucero Guadalupe Sánchez, la ex diputada que fue pareja sentimental de El Chapo Guzmán y conocida posteriormente como la “chapodiputada” y fue acusada también por la Fiscalía de California por cargos relacionados con tráfico de drogas.

Otro caso es el de Vicente Zambada Niebla, hijo de Ismael “El Mayo” Zambada; en ambos casos se desconoce si se encuentran en prisiones federales.

Desde el pasado 29 de abril, MILENIO publicó que sería liberado del centro penitenciario Allenwood, Pensilvania este 18 de agosto, en donde cumplió solo 10 años de los 15 a los que fue sentenciado por un Juez en California. “El Doctor”, su alias, fue encontrado culpable en el año 2013 de tráfico de mariguana y cocaína a Estados Unidos.

Un año antes su hermano, Benjamin Arellano Felix fue sentenciado por el mismo juez a pasar 25 años en una prisión en Florida, condenas muy por debajo de lo que pedía en su época la Fiscalía del Distrito Sur California pero que respondió a un acuerdo de cooperación de los narcotraficantes con el gobierno de ese país.

Los Arellano Felix, han sido según las autoridades norteamericanas, uno de los carteles más sanguinarios en la historia del narcotráfico en México. También fueron los primeros en mandar toneladas de cocaína al país vecino a través de túneles, barcos y tráileres de fruta por la frontera norte.

Aunque las autoridades federales confirman que no han encontrado procesos penales pero que se mantiene la búsqueda, en la página de expedientes del Consejo de la Judicatura Federal aparece que desde el pasado 4 de junio tramitó un amparo ante el juez Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México.

El motivo: Actos privativos de libertad y las órdenes de aprehensión (detención), reaprehensión y/o comparecencia y/o presentación, así como su ejecución.

Sin embargo el 7 de julio se negó la suspensión definitiva. Incluso unas semanas antes la justicia le pidió que ofreciera más detalles y aclarara su demanda de amparo.

Este año se han dado las liberaciones de líderes históricos de cárteles de la droga, tal es el caso de Héctor “El Güero” Palma, fundador del cártel de Sinaloa quien fue liberado en mayo de este año tras ser absuelto por el delito de delincuencia organizada.

Sin embargo las autoridades lo mantuvieron en prisión en búsqueda de procesos penales que existieran en su contra y durante semanas se consultó a las fiscalías locales y al Gobierno de Estados Unidos; finalmente el capo fue trasladado en julio nuevamente al penal del Altiplano nuevamente por delitos relacionados con delincuencia organizada.

Milenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *