EU entregará menos agua a México. Es histórico. Por el cambio climático y la sequía

Estados Unidos recortará suministros de agua a México por una simple razón: hay menos afluente en el Río Colorado debido a la seguía y el cambio climático. La decisión es histórica y afecta tanto al territorio mexicano como al estadounidense. De momento el reporte no es tan fuerte, pero es probable que las cosas empeoren.

“Con el cambio climático y la sequía a largo plazo que siguen afectando al Río Colorado, el Gobierno federal [de Estados Unidos] declaró este lunes, por primera vez, una escasez de agua en el lago Mead, uno de los principales embalses del río. La declaración provoca cortes en el suministro de agua que, por ahora, afectarán principalmente a los agricultores de Arizona”, dice The New York Times.

Luego agrega: “A partir del próximo año, se les recortará gran parte del agua de la que han dependido durante décadas [los agricultores de Arizona]. Se exigen reducciones mucho menores para Nevada y México al otro lado de la frontera sur. Pero es probable que en los próximos años se produzcan recortes más grandes, que afectan a muchas más de los 40 millones de personas en el oeste que dependen del río para al menos una parte de su suministro de agua, ya que un clima más cálido continúa reduciendo la cantidad de agua que fluye hacia el Colorado debido a la lluvia y nieve derretida”.

The New York Times dice que los recortes son obligatorios. Se les denomina “reducciones de Nivel 1” y son parte de un plan de contingencia aprobado en 2019 después de largas negociaciones que usan agua del Río Colorado: California, Nevada y Arizona en la cuenca baja, y Nuevo México, Utah, Colorado y Wyoming en la cuenca superior.

Las tribus indígenas americanas y los funcionarios mexicanos también participaron en la planificación, dice el diario.

Jennifer Pitt, director del programa del Río Colorado, de la National Audubon Society, le dijo al Times que “a medida que continúe esta aparente disminución inexorable en el suministro, la escasez que estamos comenzando a ver implementada aumentará. Una vez que estamos en ese tren, no está claro dónde se detiene”.

La Oficina de Reclamación, una agencia del Departamento del Interior de Estados Unidos, declaró la escasez al emitir su última perspectiva para el río para los próximos 24 meses. “Ese pronóstico mostró que para fines de este año, el lago Mead, el enorme embalse cerca de Las Vegas, alcanzaría un nivel de 1,066 pies sobre el nivel del mar. No ha visto un nivel tan bajo desde que comenzó a llenarse después de la finalización de la presa Hoover en la década de 1930. El lago estará al 34 por ciento de su capacidad”, dice The New York Times.

“Los niveles de agua en el lago Mead y el otro gran embalse de Colorado, el lago Powell, en Utah, han estado cayendo durante años, dejando un revelador ‘anillo de bañera’ blanco de depósitos minerales a lo largo de la costa, ya que la demanda ha superado la oferta”, agrega el diario.

Desde junio se reportó que un importante embalse en el Río Colorado había bajado a su mínimo histórico en un nuevo indicio de la sequía que azota la región del suroeste estadounidense.

Fuente: Sin Embargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *