Corral afirma que el PAN está en proceso de putrefacción y que no le teme a Maru Campos

Noticias de Chihuahua.-Con 40 años de militancia panista, Javier Corral asegura que el PAN está en proceso de putrefacción. Por ello, al dejar el gobierno de Chihuahua –el 8 de septiembre- analizará su futuro político, que sin duda, será lejos de la actual dirigencia, así lo dijo en entrevista con Milenio.

Asegura no tener miedo a una persecución política, tras las diferencias que imperaron durante la campaña de Maru Campos, luego de que gobierno la acusó de estar en la lista de políticos de todos los partidos que estuvieron en la nómina secreta de César Duarte.

Desde su despacho, frente a un retrato de Luis H Álvarez y Pancho Villa, hace un balance de su gobierno; admite que fue castigado por la administración de Enrique Peña Nieto por destapar la corrupción política que tocó hasta el más alto nivel de la secretaría de Hacienda, pero también con el presidente Andrés Manuel López Obrador durante el primer tramo de su sexenio.

Hace unos días, el titular del Ejecutivo lo respaldó en el último tramo de su administración en Chihuahua e intercambiaron elogios, por lo que el aún panista admite los esfuerzos de la cuarta transformación y lamenta que para la oposición constituida en el PRIAN, signifique claudicación, traición o entreguismo. De seguir así, ambos partidos “no le verán ni el polvo a Morena en 2024”.

-¿Cuál es su legado?

“El combate frontal a la corrupción y a la impunidad, sin distingos, sin privilegios, sin consigna y sin excepciones y eso nos ha hecho un referente nacional no sólo por sus resultados, también por el modelo de investigación de la corrupción política en nuestro país. Logramos recuperar activos y dinero robado, eso nos permitió tener un fondo de 712 millones de pesos y litigios por más de 3 mil millones de pesos pendientes.

“Estamos dejando un compromiso muy fuerte para las nuevas administraciones, que la sociedad muy rápidamente podrá resentir si se retrocede o no. La sociedad podrá detectar si se da marcha atrás. En cuanto a obra material, ahí están los datos de Coneval, estamos en el tercer lugar nacional con menor nivel de pobreza. Además somos una potencia en generación de empleos.

-¿Qué diferencias hay entre el gobierno que recibió y el que entrega?

“Terminamos la administración con un nivel de inversión de 30 mil 500 millones de pesos que son muy significativos, si partimos de que yo recibí un estado en bancarrota. Dejaron a Chihuahua en condiciones de latrocinio”.

-Le apretaron los recursos con Peña Nieto pero también con López Obrador

“Yo enfrenté dos administraciones federales en donde en uno fui castigado, en el del presidente Peña Nieto. Me fueron regateados los recursos como una especie de castigo, porque nosotros tomamos la decisión de no encapsular el combate a la corrupción en Chihuahua. Las investigaciones de la Fiscalía traspasaron las fronteras del estado y encontraron actores de carácter nacional en los más altos niveles de la política y del gobierno de la República.

“No era ese el objetivo inicial de la Operación Justicia para Chihuahua pero se investigaron hechos y aparecieron personas, apareció una red de corrupción política que tocó áreas estratégicas como la Secretaría de Hacienda y desde ahí fuimos castigados. Ya con el presidente López Obrador se concentraron muchos de los recursos que serían para los estados, pero nunca me regateó participaciones federales.

-¿Y qué pasó después? porque limaron asperezas el presidente López Obrador y usted

“Nos reconciliamos, recuperamos una relación no sólo institucional, recuperamos nuestra relación personal de afecto y reconocimiento mutuo. El conflicto del agua, más que la Alianza Federalista, nos enfrentó de una manera muy dura. Fue un momento de ruptura muy fuerte, nos descoordinamos en materia de seguridad seis meses, aunque debo decir que los grupos operativos siguieron funcionando y no se fueron las fuerzas armadas, pero perdimos seis meses de coordinación que no admiten condicionamientos políticos.
“Se dijeron cosas durísimas y yo nunca he sido dejado. ¿Qué sucedió en estos meses para que el Presidente hiciera este reconocimiento público?, el Presidente tiene muy claro lo que hemos hecho en Chihuahua, tiene mucha información y me di cuenta que la tiene cuando fui a verlo hace algunos meses a Palacio Nacional y me dijo, sé lo que has hecho en el combate a la corrupción. Sabe que ningún otro estado lo ha hecho, ni los de Morena y desde entonces me advirtió que vendría a terminar conmigo la administración y vino a hacer ese reconocimiento que a mí me generó un compromiso moral, valorar que desde donde venimos se dé un gesto de esa dimensión, no podía hacer algo que no fuera corresponder.
-¿Hay coincidencias?

“Estamos obligados a salirnos de esta polarización, de este enfrentamiento de los polos opuestos que se reclaman y descalifican y están en un automático sí y en un automático no. Necesitamos encontrar los claroscuros y los bajos relieves. Necesitamos encontrar el juicio más objetivo. A México no le sirve una 4T que todo lo califica bien, ni una oposición que todo lo descalifica”

-Su discurso frente al Presidente y contra la oposición caló

“Me llama mucho la atención toda la furia que desató. Yo he sido históricamente anti PRIAN. He condenado al PRIAN de facto que vimos operar durante muchos años y del que nunca pensamos que fuéramos a ver su constitución formal. El PAN como tal ya no existe, el PAN ya se acabó y ya se acabó el PRI también; el PRD, lo que queda, es puro PRI. ¿Qué sucede?, que ya no hay viabilidad en el PAN como partido, va a tener que seguir con el PRI, entrepiernados para poder competir.
“Lo único en lo que están es en lo aritmético, no en lo ético. Es lo que menos les interesa. El PAN está en franco deterioro, yo diría, en estado de putrefacción y no sólo por su convivencia con la corrupción, sino por este pragmatismo que lo hizo perder todo rumbo y lo hizo perder todo pasado de dignidad. Por supuesto que el discurso estuvo dirigido en una parte muy importante al PRIAN. Dije en ese discurso frente al Presidente, ‘para vencer a la 4T se han perdido los referentes históricos de la lucha democrática del propio PAN’.

“No sólo eso, dije que se ha dejado de ver la importancia de que alguien sea honesto o no lo sea en el ejercicio del gobierno porque ya todo se justifica con tal de ganarle a López Obrador y yo me opongo a colocar como premisa fundamental de qué, de la lucha por el poder, la trinchera de la corrupción o el cinismo como método o el olvido de un pasado de dignidad, de valores y principios. Este PAN está en su peor época, este PAN ya no se come.

“Claro porque el reconocer algo es claudicación. Me dijeron traidor, entreguista. Estamos en un momento muy complicado. Es sí o no. O todo es luminosidad o todo es oscuridad y no es cierto. Y ahí es donde se equivoca la oposición. Se dicen tal cantidad de mentiras sobre el Presidente y hay gente que se traga esas cosas”.

-¿Cuál es su futuro político cuando deje el gobierno? porque ya hasta lo vieron en Movimiento Ciudadano

“He sido cercano a Movimiento Ciudadano, fui candidato en 2004 y no en pocas ocasiones me han invitado a sumarme y ser su candidato a la Presidencia en 2018, una insistencia que Ricardo Anaya tomó cuando pensó que se le descarrilaba la candidatura. Pero yo voy a tomar un receso y luego me tomaré una etapa de distancia porque quiero pensar las cosas y reflexionar.

“Quiero analizar las causas y los cauces por donde deba continuar mi participación política que es la principal vocación de mi vida. Quiero escribir sobre mi experiencia en Chihuahua. Incluso he cambiado mi enfoque programático sobre algunas de mis posiciones ideológicas. Hay cosas en las que yo ya no puedo seguir dando un debate interno que parece estar perdido también en el PAN. El Papa Francisco está más avanzado en varios temas de inclusión social en materia de reconocimiento a derechos fundamentales. Se paró el reloj hace 50 años.

-¿Les va a dejar en la cancha del PAN que lo expulsen?

“Se ha hablado de que va a haber un proceso de expulsión para mí, pues si se da lo voy a constituir en una gran oportunidad de defensa propia, pero también en una oportunidad de poder comentar con amplitud y libertad cosas que hoy por mi investidura no puedo hacer. Me darían la enorme oportunidad de planear mi actuación, incluso en el combate a la corrupción.

“Se dice pero no veo caminando ningún proceso, más bien soy yo el distante del partido. No creo en estos dirigentes, yo creo que estamos viviendo la peor época del PAN, nunca habíamos tenido un dirigente tan mediocre. ¿Qué le pasó al PAN para pasar de Castillo Peraza a Marko Cortés?, eso es lo que tenemos que contestarnos. ¿Tiene remedio o no tiene remedio?, yo creo que ya no tiene remedio, ya es una maquinaria de intereses que se parece mucho al PRI. Está en la lucha del poder por el poder mismo y todo se justifica para ganarle a López Obrador. Ahora hasta han revivido al comunismo que está por llegar, pero comunismo ya no hay ni en Moscú.

-¿Cómo será frente a Maru Campos el ex gobernador Javier Corral?

“Mi fuerza moral y política ha sido mi conducta personal. Yo no tengo miedo a lo que pueda venir, no tengo miedo porque no tengo nada de qué preocuparme. Vendrá sobre mí golpeteo y mucho lodo, pero el lodo con el tiempo se seca y solo se cae porque sólo es lodo lo que pueden echarme encima. Mi conciencia está tranquila. He cometido errores, de eso no hay duda, pero seré un ciudadano interesado en lo que pasa en mi estado y en mí país y en mí van a encontrar disposición para colaborar y de buena fe, para aclarar cualquier tema.
“No estoy para dar consejos a nadie, menos a la gobernadora electa, pero estaré en disposición de colaborar con el nuevo gobierno. No puedo desear que le vaya mal porque sería tanto como desear que le vaya mal a Chihuahua. Yo ya pasé por esa etapa de aquellos que desean que uno fracase para que triunfen sus propósitos y eso es mezquino. Yo deseo que tenga éxito, valore las cosas que hicimos bien y se rectifique lo que a su juicio no sean tan útiles.
-¿Tomará distancia también del PAN?

“Voy a tomar distancia de este grupo que se enquistó y que van a conseguir la reelección porque tienen un pacto con los padroneros, son los que manejan la militancia del partido. Le tengo mucha gratitud a las etapas que he vivido en el PAN, porque lo que he sido en política es gracias al PAN”.
-¿Rebelde?

“Siempre lo fui. López Obrador conoce muy bien al PAN, él me dijo un día, cuando desayunamos en mi casa, hasta le hice rayadas que es un pan moreno (ríe). Me dijo, ‘siempre a contracorriente’. En el partido luché muchas veces contracorriente, pero en la mayoría de los casos con la solidaridad de mis compañeros, pero ya no es posible el PAN. El PAN como tal ya se acabó, ahora va a ser el PRIAN. Solos y con sus dinámicas de intereses que se traen, están destinados al fracaso, ni el polvo le ven a Morena en 2024.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *