Audio destapa acusaciones de conducta sexual inapropiada hacia menores en un refugio para niños migrantes en Texas

Un audio filtrado revela que hubo casos de comportamiento sexual inapropiado hacia los niños internados por parte de empleados del refugio gubernamental para menores inmigrantes no acompañados en Fort Bliss, en el estado de Texas.

El audio, que fue grabado en la instalación durante una sesión de capacitación en mayo y obtenido por NBC News, también arroja luz sobre el problema de la falta de ropa y zapatos limpios para los menores.

“Ya hemos atrapado al personal con los menores de forma inapropiada“, se puede escuchar en la grabación a una contratista federal, que luego preguntó si los empleados lo calificaban como algo normal y recibió la respuesta negativa de los presentes. “Si los atrapa, especialmente si es un miembro del personal, separa a ese menor de esa persona de inmediato”, añadió.

Además, NBC News reveló una grabación que fue hecha durante otra reunión, en la que un empleado del refugio afirmó que “hay una preocupación por [el hecho de que] los niños tienen sexo entre ellos y por posible asalto sexual“, a lo que un médico del Servicio de Salud Pública de EE.UU. dijo que el problema “ha estado en nuestro radar desde el primer día”. “Esto siempre será una situación con la que [usted] siempre está lidiando. Hay procesos para reportar, intervenir, hacer entrevistas sobre las alegaciones”, declaró.

El médico también abordó el tema del brote de covid-19 en la instalación, pero no pudo revelar el número de contagios. “Asuman que todos tienen el covid-19, actúen apropiadamente”, dijo.

Respuesta de las autoridades

Mientras tanto, el secretario de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Xavier Becerra, destacó este sábado que “se toman en serio cada denuncia de irregularidad” y trabajan “constantemente para mejorar las condiciones y servicios necesarios para atender a los niños” en los refugios.

El audio filtrado fue publicado días después de que este miércoles dos funcionarios federales enviados a Fort Bliss, Arthur Pearlstein y Lauren Reinhold, presentaran una denuncia sobre la mala gestión en la instalación. En el documento, entre otras cosas, se quejaron también que la magnitud del brote de coronavirus en Fort Bliss “fue deliberadamente mantenida en secreto”.

A finales de marzo, el Departamento de Defensa de EE.UU. dio luz verde a la solicitud del Gobierno para albergar a inmigrantes menores de edad detenidos en la frontera en una instalación de alojamiento temporal, que debía ser construida en Fort Bliss.

De acuerdo con NBC News, unos 3.000 se encontraban en el refugio en el momento que se realizó la mencionada sesión de capacitación, mientras que en primavera el número de niños albergados rondaba los 5.000.

Fuente: RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *