Amotinamientos, 22 muertos y una policía abusada sexualmente: los nuevos hechos de la crisis carcelaria en Ecuador

El miércoles 21 de julio se registraron nuevos amotinamientos en cárceles de Ecuador, dejando un saldo de 22 presos muertos y cerca de 60 heridos, incluyendo policías, informó el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI).

Los incidentes se registraron en los Centros de Privación de Libertad (CPL) Cotopaxi N° 1, en la región Sierra del país, y en Guayas N° 1, ubicado en la Costa.

Según el detalle del SNAI, en la cárcel de Guayas murieron ocho personas; mientras que la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, confirmó 14 reos fallecidos en la prisión de Cotopaxi.

Este fue el segundo amotinamiento de gran escala en menos de seis meses en las cárceles del país latinoamericano, luego de los enfrentamientos registrados el pasado martes 23 de febrero que dejaron 79 reos muertos en diferentes prisiones.

Fugados
Un día después de los recientes levantamientos, el jueves 22 de julio, “se produjeron nuevos incidentes en los pabellones de mediana y máxima seguridad” del CPL Cotopaxi N° 1, informó el SNAI.

Tras esos episodios, “se detectó la evasión de internos”, según reportó la entidad a cargo a través de un comunicado, en el que no detalla la cantidad de reos que se fugaron.

Por su parte, la Policía Nacional del Ecuador señaló que 86 reclusos que se habían fugado de esa prisión fueron recapturados.

Una violación sexual
El Ministerio de Gobierno informó que durante los operativos policiales del miércoles para contener los amotinamientos en la cárcel de Cotopaxi, una uniformada fue violada sexualmente.

La mujer de 40 años de edad, que labora en el grupo de Contingencia Penitenciaria, fue abusada en uno de los pabellones, cuando un grupo de privados de la libertad se tomaron el área donde se encontraba.

La institución calificó lo sucedido como un “hecho repudiable” que llevaría “al sistema de justicia” para que “sancione a los responsables”.

Más tarde, la Policía ecuatoriana notificó que el reo que presuntamente había cometido la agresión contra la uniformada fue identificado y capturado.

Posteriormente, la Fiscalía General del Estado (FGE) comunicó que se formularon cargos contra el presunto agresor, identificado como Jorge V., de 26 años, y un juez le dictó prisión preventiva por este caso. El sujeto tenía otros antecedentes penales por asesinato.

Sin embargo, este viernes se conoció que Jorge V. fue hallado muerto en la prisión donde se encontraba. El SNAI confirmó el deceso y señaló que unidades especializadas de la Fiscalía y la Policía “realizan el procedimiento respectivo”.

De acuerdo a la información que transcendió en la prensa ecuatoriana, personal de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased) verificó la presencia del cadáver en un patio que conduce al área de visitas del pabellón de mediana seguridad de la prisión de Cotopaxi. El cuerpo registraba un surco incompleto alrededor del cuello, por lo que presumen que se suicidó mediante ahorcamiento.

Sobre la policía agredida, la ministra Vela afirmó que “ha sido atendida adecuadamente, se encuentra en un lugar protegido, va a mantenerse la protección en los siguientes días, tiene un soporte de ayuda psicológica y se han realizado todas las pericias previas”.

“Estado de emergencia”
El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció que se ha restablecido el control en los dos centros de privación de libertad donde se registraron los motines. Para ello, la Policía contó con el apoyo de las Fuerzas Armadas.

Asimismo, el mandatario declaró el “estado de emergencia” en el sistema carcelario del país.

“A las mafias que pretenden amedrentar a este país: se equivocan. Se equivocan si creen que este Gobierno va a actuar con la misma tibieza que los anteriores. Se equivocan si creen que nos va a temblar la mano. Ustedes serán derrotados. Vamos a usar todo el poder de la ley para imponer el Estado de derecho y garantizar la paz y los derechos humanos”, declaró Lasso.

Además, mencionó que tomarán medidas para reestructurar todo el sistema carcelario del país, entre ellas:

Reducir el hacinamiento de las cárceles.
Restablecer el control interno y la vigilancia.
Fortalecer a los guías penitenciarios.
Aumentar los recursos.
El mandatario, también, cesó en sus funciones al director del SNAI, Edmundo Moncayo, y nombró en su lugar a Fausto Cobo, un coronel en servicio pasivo.

Fuente: RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *