Confinan a unos 250 estudiantes en un hotel de 4 estrellas en España tras un megabrote de coronavirus y causan polémica

Alcohol, música a todo volumen, lanzamiento de objetos a la vía pública y pintadas en los balcones. Tras la multitud de quejas recibidas, la Policía de Palma de Mallorca (España) tuvo que acudir este martes al Hotel Palma Bellver –bautizado como ‘Hotel Covid’– donde 249 estudiantes se encuentran confinados por un megabrote de coronavirus.

Nada más llegar, la Policía se puso en contacto con el personal de seguridad del hotel, que se quejó de que los jóvenes les ignoraron cuando pidieron que parasen con ese comportamiento.

Incluso algunos de los bares cercanos a este hotel de cuatro estrellas suministraron a los jóvenes alcohol a través de un peculiar sistema: cubos atados a sábanas arrastradas hasta los respectivos balcones.

“Una cosa es querer pasarlo bien y otra cosa es atentar contra la salud de todos”, aseguró la delegada del Gobierno de Baleares, Aina Calvo, quien añadió que “esto dice mucho de estos jóvenes y de algunos bares de la zona”.

Contagios masivos
Los contagios se produjeron en Mallorca durante los viajes de fin de curso realizados por los estudiantes y ya son más de 1.300 los afectados en distintas comunidades españolas.

Según la última actualización del Gobierno de las Islas Baleares, entre los 249 jóvenes que hay, 64 dieron positivo a covid-19 y 14 están ingresados en el hospital “con sintomatología leve”.

Los que han dado negativo piden salir del establecimiento y muchos han decidido transmitir su situación a través de las redes sociales.

@lucianoya_
##secuestrogobiernobalear##baleares##mallorca##covid##injusticia##tufindecurso##secuestro##gobiernobalear @blancaamendezz @isacepedano @lolacayetanoo

♬ original sound – lucia noya
Mientras, los juzgados han denegado varias solicitudes de ‘habeas corpus’ presentadas por algunos de los padres de los jóvenes que se encuentran en el hotel.

“¿Que esas personas están forzadas a estar en un hotel puente? Es que eso es un aislamiento y una cuarentena. Claro que nadie quiere estar aislado, pero estamos en una situación de salud pública que viene de hace un año. No es algo nuevo que hayamos inventado ayer”, comentó el portavoz del Comité Autonómico de Enfermedades Infecciosas de Baleares, Javier Arranz.

Arranz pidió a los padres de los estudiantes que “comprendan la situación” y que “estén tranquilos porque sus hijos están bien cuidados”.

Denuncias de los padres
Mientras la Consejería de Salud de Baleares afirma que el encierro sigue el protocolo sanitario habitual en cualquier caso de cadena de contagios, ha trascendido en medios que los padres de los adolescentes denuncian la medida como una arbitrariedad al asegurar que no se ha emitido una orden judicial.

Aseguran que los jóvenes, enviados a Mallorca en viajes de fin de curso organizados por sus padres, habrían llegado días después de las fiestas que originaron el megabrote.

También se reseña que incluso una madre, ha denunciado a la directora general de Salud de Baleares, María Antonia Font, por prevaricación y detención ilegal de los menores.

Fuente: RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *