Tiene UACH “Árbol de la sabiduría” sobreviviente a la II Guerra Mundial

Noticias de Chihuahua.-Considerado como uno de los árboles más antiguos del mundo y cuya particularidad fue su resistencia al sobrevivir a la bomba lanzada durante la segunda guerra mundial en Hiroshima, un especie de este árbol yace en el Jardín del Maestro de la Facultad de Ciencias Agrotecnológicas de la Universidad Autónoma de Chihuahua como un monumento a la sabiduría y fiel acompañante a la rotonda de los catedráticos que han entregado su vida a la investigación.

Su nombre es Gynkgo Bilova, cuyo origen es asiático pero traído a Chihuahua durante el año 2006 por el maestro Leopoldo Carvajal.  El investigador de la UACH al conocer de su historia e importancia, consideró traerse una especie de ese tipo y plantarlo en los jardines de la facultad para hacer no sólo un homenaje por su resistencia y pulcritud, sino que fuera utilizado para reconocer a todos aquellos mentores de esa institución.

Leopoldo Carvajal mencionó que cuando fue lanzada la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki, un árbol conocido como el Gynkgo Bilova que medía poco más de 40 metros de altura y cuyas características eran robustas y longevos, fue el único que sobrevivió a esos ataques. Recordó que cuando los monjes de un templo budista se dieron cuenta que este árbol fue el único que se quedó de pie, en su honor le pusieron el Árbol de la sabiduría.

Con conocimiento de la historia de este árbol, el maestro Carvajal luego de su estadía por el continente europeo y observar que empezaron a salir varios brotes del Gynkgo Bilova decidió importar uno de ellos para plantarlo en el 2006 en el jardín de la facultad.

“Este se considera como un árbol sagrado, es súper hermoso, alto de gran ramaje y por eso lo traje para que sirviera como un símbolo de veneración a los docentes, aunque para plantarlo junto con mis alumnos tuvimos que abrir una fosa de 18 metros de diámetro en un terreno que se estaba infestando por una plaga de los nogales que se llamaba pudrición texana, pero que a través de una fosa gigantesca y los cuidados necesarios logro sobrevivir, después se nos ocurrió ponerle una reja y alrededor colocar las placas de los maestros, que ahora es reconocido como rotonda en honor de ellos”, dijo el investigador de la UACH.

Cabe destacar que Gynkgo Bilova significa ‘fruto plateado’, porque da unos frutos de color plata, que son comestibles y sus hojas son buenas para la mente, por eso las personas, sobre todo las asiáticas, suelen tomar hojas de Ginkgo, porque sirve para mantener la paz mental, por eso se le llama el árbol de la sabiduría.

Conoce más acerca de la Universidad Autónoma de Chihuahua en https://uach.mx/  y sigue las redes sociales en Instagram, Facebook, Twitter y TikTok como @UACH_MX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *