Renuncia ministro de Salud británico por violar medidas anticovid

Matt Hancock fue captado abrazando a una asistente en su oficina cuando el contacto físico fuera del hogar estaba prohibido debido a la pandemia.

El ministro de Salud británico, Matt Hancock, anunció el sábado su dimisión por haber infringido las reglas sanitarias para evitar la propagación del Covid-19, en plena relación amorosa con una consejera que fue destapada por un diario sensacionalista.

Es reemplazado por Sajid Javid, de 51 años, quien fue ministro de Finanzas en un anterior gabinete del primer ministro Boris Johnson, y que dimitió a principios de 2020 por desacuerdos sobre la gestión de su cartera.

Javid, hijo de un conductor de autobús paquistaní, fue previamente ministro de Interior, el primero de una minoría étnica en acceder a ese puesto, bajo el gobierno conservador de Theresa May.

La salida de Hancock se produce en un momento en que el Reino Unido, que ha sufrido más de 128 mil muertes, se enfrenta a un brote de infecciones por coronavirus atribuido a la variante Delta, altamente contagiosa.

Hancock, responsable de la lucha contra la pandemia y en particular de la campaña nacional de vacunación, renunció en una carta dirigida a Johnson.

“Tenemos que ser honestos con la gente que tanto ha sacrificado durante esta pandemia, cuando los decepcionamos como yo lo he hecho al infringir las consignas”, escribió Hancock, de 42 años.

“Lo último que querría es que mi vida privada distrajera la atención del enfoque único que nos está llevando a salir de esta crisis”, añadió.

Johnson dijo “lamentar” la dimisión de su ministro. “Podrá abandonar su cargo con orgullo por todo lo que ha conseguido, no solamente al enfrentarse a la pandemia, sino también antes de que el Covid-19 nos atacara”, manifestó.

El diario The Sun había publicado el viernes una imagen obtenida de una cámara de vigilancia que mostraba a Hancock, casado y con tres hijos, besando a Gina Coladangelo, también casada, una amiga que conoció en la universidad y cuyo nombramiento en el ministerio provocó polémica.

Fuente: La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *