Salvo Salinas, todos los presidentes han perdido fuerza parlamentaria tras elecciones intermedias

Noticias de Chihuahua.-

En los últimos 30 años, las elecciones intermedias han debilitado la fuerza parlamentaria de los presidentes en turno, afectando con esto la mayoría en el Congreso de la Unión, según un recuento realizado por el medio Reforma.

Salvo el expresidente Carlos Salinas, quien llegó en 1988 con 260 diputados afines y en 1991 sumó 60 más, el resto de los presidentes han perdido legisladores afines en estas elecciones.

En 1997, Ernesto Sedillo perdió 61 diputaciones afines, pasando de 300 a 239 en 1997; de igual forma Vicente Fox llegó en el 2000 con una representación de 200 curules, perdiendo 55 en las elecciones del 2003.

La situación no cambio para el expresidente emanado del Partido Acción Nacional, Felipe Calderón, quien en el 2006 llegó con un apoyo de 206 diputaciones afines y para las elecciones intermedias realizadas en el 2009, perdió 63 curules y se quedó con el apoyo de 143 legisladores.

En el caso de Enrique Peña Nieto, en 2012 llegó al poder con un apoyo legislativo de 241 curules, perdiendo para el 2015 un total del 38 y manteniendo en el Congreso de la Unión 203 curules.

Estas elecciones intermedias definirán el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador con relación a la mayoría parlamentaria, quien llegó en el 2018 con un apoyo de 253 diputaciones afines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *