Hay 60 mil desplazados por bombardeos en Gaza; 47 mil palestinos que se han quedado sin casa por los ataques israelíes

Unas 47 mil personas que han quedado sin hogar en la Franja de Gaza debido a los ataques israelíes se han refugiado en 58 escuelas de la UNRWA (Agencia de la ONU para los refugiados), indicó hoy el portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés), Jens Laerke. Ayer la cifra era de 38 mil.

Estos componen buena parte de los cerca de 60 mil desplazados que ha provocado la escalada del conflicto entre Israel y los territorios palestinos, señaló Laerke en rueda de prensa desde Ginebra, Suiza.

No te pierdas: Pandemia de la Covid-19 “está lejos de su final” pese a descensos en casos, asegura la OMS
Laerke y la portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Margaret Harris advirtieron que el hacinamiento en estas escuelas y los problemas de suministro energético en la Franja de Gaza, con apenas unas seis u ocho horas de electricidad diaria, suponen un riesgo para la salud pública en un delicado momento debido a la pandemia de Covid-19.

“El distanciamiento físico es casi imposible, y los daños en instalaciones sanitarias incrementan el riesgo de que aumenten la Covid-19 y otras enfermedades”, alertó Harris.

La portavoz de la OMS añadió que desde el comienzo del Ramadán se han registrado 91 ataques contra instalaciones sanitarias en los territorios palestinos (71 en Cisjordania y 21 en la Franja de Gaza), con al menos 41 trabajadores heridos.

Los bombardeos en la Franja de Gaza han afectado a 19 instalaciones sanitarias, incluyendo la completa destrucción de una clínica de atención primaria y daños en seis hospitales, entre ellos uno cuyas operaciones tuvieron que ser interrumpidas totalmente.

Laerke señaló, citando fuentes palestinas, que los ataques del ejército israelí han afectado 132 edificios, lo que ha destruido más de 600 viviendas y locales comerciales y ha hecho inhabitables otras 300.

La escalada del conflicto ha causado, según recordó el portavoz de OCHA, al menos 220 muertos en territorio palestino (200 de ellos en la Franja de Gaza) y 10 en Israel, mientras que los heridos en ambas partes ascienden a más de 6 mil y más de 800, respectivamente.

Laerke reconoció la decisión israelí de abrir el acceso a Gaza por el cruce fronterizo Kerem Shalom a fin de facilitar la ayuda humanitaria, pero pidió que se haga lo mismo con el paso de Erez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *