Sería ley portar armas sin permiso en Texas

El esfuerzo liderado por los republicanos para permitir que los texanos porten armas de fuego sin ningún tipo de licencia superó lo que probablemente sea su mayor obstáculo restante en el Capitolio el miércoles, cuando el Senado de Texas votó de manera audaz para llevar la iniciativa legal al Pleno, para luego aprobarla.

El Proyecto de Ley de la Cámara de Representantes 1927 anularía el requisito de que los residentes de Texas obtengan una licencia para portar armas de fuego si la ley estatal o federal no les prohíbe poseer un arma. El Senado aprobó el proyecto en una votación de 18 a 13, menos de una semana después de que saliera bien librado de un comité creado específicamente para abordar la legislación.

Los defensores de lo que los republicanos llaman “carga constitucional” argumentan que Texas debería seguir el ejemplo de al menos otros 20 estados con leyes similares. Mientras tanto, los defensores del control de armas están haciendo sonar la alarma sobre los riesgos de la portación de armas de fuego después de repetidos casos de violencia con armas, incluidas las masacres de 2019 en El Paso y Midland-Odessa.

Según la ley estatal actual, los texanos generalmente deben tener una licencia para portar armas de fuego de manera abierta u oculta. Los solicitantes deben presentar sus huellas digitales, completar de cuatro a seis horas de capacitación y aprobar un examen escrito y una prueba de competencia en tiro. Texas no requiere una licencia para portar un rifle abiertamente en público.

“Este proyecto de ley, para mí, es una restauración de la fe y la confianza de nuestros ciudadanos”, dijo el senador estatal Charles Schwertner, republicano por Georgetown, quien lleva la legislación a la Cámara alta. “No podemos permitir que otra sesión venga y se vaya donde hablamos de labios para afuera por la Segunda Enmienda al no restaurar y proteger completamente los derechos de los ciudadanos otorgados por la Constitución”.

El destino del proyecto de ley seguía siendo incierto de cara al debate el miércoles por la mañana y llevó a un caso raro en el que el Senado controlado por el Partido Republicano aceptara un proyecto de ley con probabilidades poco claras de aprobarse. En última instancia, todos los republicanos apoyaron el proyecto de ley, pero un puñado de senadores clave admitió en el debate que tienen reservas sobre ciertas disposiciones, a saber: la falta de apoyo de las fuerzas del orden.

Información de The Texas Tribune

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *