China termina 2021 con su peor semana en casos locales de Covid

China terminó la última semana de 2021 con el mayor número de casos locales de coronavirus en cualquier periodo de siete días desde que controló la primera epidemia del país hace casi dos años, pese a contar con algunas de las medidas más estrictas del mundo contra el Covid-19.

La Comisión Nacional de Salud informó el sábado de 175 nuevos contagios comunitarios con síntomas clínicos confirmados para el 31 de diciembre, elevando a mil 151 el número total de casos sintomáticos locales en la China continental en la última semana.

El alza fue impulsado sobre todo por un brote en el centro industrial y tecnológico de Xian, una ciudad de 13 millones de habitantes en el noroeste del país.

Es probable que la intensificación del brote en Xian reafirme la decisión de las autoridades de frenar rápidamente las transmisiones a medida que surjan los casos. La ciudad, que llevaba 10 días cerrada hasta el sábado, ha registrado mil 451 casos sintomáticos locales desde el 9 de diciembre, la cifra más elevada de cualquier ciudad china en 2021.

Aunque el número de casos en China es minúsculo comparado con otras partes del mundo, será importante evitar brotes importantes en 2022. Pekín acogerá los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero y el gobernante Partido Comunista celebrará un congreso quinquenal -previsiblemente en el otoño boreal- en el que es probable que el presidente Xi Jinping se asegure un tercer mandato como secretario del partido.

La aparición de la altamente transmisible variante ómicron también llevará a Pekín a mantener alta su vigilancia contra el virus. China ha notificado un puñado de casos de ómicron importados y al menos un caso de transmisión local.

Desde agosto, China ha tratado de controlar cualquier brote en unas dos semanas, mucho menos que las cuatro a seis semanas de las anteriores batallas contra los brotes esporádicos que siguieron a la epidemia inicial en todo el país, según la Comisión Nacional de Salud.

Las ciudades situadas a lo largo de las fronteras de China tienen un mayor riesgo de contraer el virus, ya sea por la presencia de enlaces de transporte terrestre o la entrada de viajeros infectados procedentes de otros países. Algunas se vieron afectadas por los brotes de la variante delta, que dieron lugar a duras restricciones de viaje el año pasado

Fuente: La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *