Los contagios en EU y Europa alcanzan niveles nunca antes vistos por Delta y Ómicron

El récord estadounidense de casos diarios de coronavirus se ha roto, ya que dos variantes altamente contagiosas, Delta y Ómicron, han convergido para interrumpir los viajes y reuniones de vacaciones, agotar el personal del hospital y sumergir a los Estados Unidos en otro largo invierno.

Cuando se avecinaba el tercer año de la pandemia, el promedio de siete días de casos en Estados Unidos superó los 267 mil el martes, según una base de datos del New York Times. El hito se marcó después de un año que ha llevado a los estadounidenses a romper los récords de la primavera con una ola impulsada por Delta y a otra oleada que se aceleró con una velocidad asombrosa cuando Ómicron emergió después del Día de Acción de Gracias.

Hoy mismo, las autoridades sanitarias de Francia han confirmado unos 208 mil nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, registrando una nueva cifra máxima de contagios diarios desde el inicio de la pandemia. La jornada anterior, el país detectó 179 mil 807 nuevos casos.

En toda Europa, los registros de nuevas infecciones por coronavirus están cayendo día a día a medida que la variante Ómicron atraviesa las poblaciones con una rapidez que supera cualquier cosa que se haya presenciado en los últimos dos años de la pandemia.

De hecho, Gran Bretaña, Dinamarca, Francia, Grecia e Italia establecieron récords de nuevos casos diarios esta semana. En cada país, los funcionarios de salud sospechan que Ómicron está provocando las infecciones.

Si bien hay indicios tempranos de que la variante podría ser más leve que las versiones anteriores del virus, con vacunas, refuerzos e infecciones previas que ofrecen cierta protección contra enfermedades graves y la muerte, el aumento de infecciones está sembrando su propio caos, ya que las personas se esfuerzan por obtener pruebas, las empresas lidian con la escasez de personal y las festividades de Año Nuevo se ponen en tela de juicio.

En España, que informa aproximadamente 100 mil infecciones diarias por primera vez en la pandemia, los esfuerzos de rastreo de contactos se están viendo abrumados y la gente hace fila fuera de los hospitales en busca de pruebas urgentes para que puedan aprobarse la licencia médica. Aunque España no está experimentando un aumento brusco de personas que necesitan cuidados intensivos, Mario Fontán, de la Sociedad Española de Epidemiología, dijo que las preocupaciones sobre la infección estaban aumentando.

Fuente: Sin Embargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *