Por delatar a compañeros, cinco capos del cártel de Sinaloa redujeron penas en EU

En lo que va de este año, cinco capos de alto perfil del cártel de Sinaloa cobraron los beneficios que consiguieron luego de llegar a acuerdos con el gobierno de Estados Unidos, obteniendo reducciones en sus sentencias, liberaciones anticipadas o el retiro de su nombre en la lista negra del Departamento del Tesoro de ese país.

Estos narcotraficantes algún día formaron parte de las filas de la organización delictiva, y actualmente emprendieron una guerra interna que llevaron hasta los tribunales federales, delatándose unos a los otros.

MILENIO realizó una búsqueda en todas las cortes federales de Estados Unidos y encontró que este fue un año clave para los delatores y ex miembros del cártel de Sinaloa. Entre el mes de febrero y noviembre lograron cobrar los beneficios; en algunos casos, tras años de cooperación con el Departamento de Justicia.

Se trata de Emma Coronel Aispuro, ex pareja de Joaquín El Chapo Guzmán, fundador del grupo criminal; Vicente, Ismael y Jesús Zambada, hijos y hermano de Ismael El Mayo Zambada, líder histórico del cártel de Sinaloa, así como Dámaso López Núñez, quien también fuera dirigente de dicha organización. La esposa de “El Chapo” pasará hasta 11 años en prisión Emma Coronel fue detenida el 22 de febrero cuando llegó al Aeropuerto Internacional de Dulles, en Estados Unidos. Fue hasta ese momento que se reveló que existía una investigación por su presunta participación como mediadora entre su esposo y el cártel de Sinaloa.

Según la acusación con número 1:21-mj-00240-GMH, Coronel ayudó a escapar a su pareja del penal del Altiplano y se encargó de repartir tres millones de dólares en sobornos a funcionarios federales de este centro penitenciario de máxima seguridad. Estos cargos le valían cadena perpetua. El 10 de junio de este año se declaró culpable en Washington. Según declaraciones de su propio abogado, Jeffrey Lichtman, ese día se llegó a un acuerdo de cooperación.

MILENIO revisó el convenio de culpabilidad y, de hecho,la Fiscalía la benefició proponiendo que Coronel sólo pase entre nueve y 11 años en una prisión porque “ha demostrado su responsabilidad para satisfacción del gobierno”. Así, Coronel evitó el destino de su esposo, quien pasará toda la vida en prisión.

El empleado antiguo ya no aparece en sistema de prisiones Otro que logró un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos fue Dámaso López Núñez, El Licenciado. Este hombre fue considerado el sucesor de El Chapo Guzmán y pilar de la estructura del cártel de Sinaloa entre 2006 y 2012.

El Licenciado fue extraditado a Estados Unidos en 2018 acusado de conspiración para traficar drogas. Ese mismo año fue sentenciado a cadena perpetua, luego de que él mismo reconociera liderar a un grupo de sicarios para matar a sus rivales, entre otros delitos. Sin embargo, el juicio de El Chapo Guzmán, que empezará en noviembre de ese año, cambió su suerte: se convirtió en testigo colaborador del gobierno de Estados Unidos y durante el proceso contra Guzmán Loera reveló información en su contra, incluido que su pareja, Emma Coronel, lo había ayudado a escapar del penal del Altiplano.

Según el sistema de búsqueda del Buró de Prisiones de Estados Unidos, en febrero de este año logró una reducción en su sentencia, revelándose que sólo pasará 15 años en prisión. Actualmente, cuando se ingresa el nombre de Dámaso López, que llevaba el número de interno 92429-083, ya no aparece más en el sistema federal de prisiones. Distintos medios de comunicación presumen que ya habría sido liberado.

Los Zambada Vicente Zambada Niebla, hijo de Ismael El Mayo Zambada, fundador del cártel de Sinaloa, reveló los acuerdos clandestinos que mantenía la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en México con narcotraficantes. En marzo de 2019 fue detenido por elementos del Ejército en Lomas del Pedregal. Autoridades reportaron que vieron a un grupo de personas armadas dentro de un vehículo.

Fue ahí cuando el hijo de El Mayo reveló que había viajado a la Ciudad de México para reunirse con agentes de la DEA, sin embargo, estos detalles se conocieron hasta que el capo fue extraditado a Estados Unidos en 2010. Su expediente judicial, radicado en la Fiscalía del Distrito Norte de Illinois, revela que Vicente Zambada Niebla exigió a las autoridades que respetaran la supuesta inmunidad que le habían prometido en México.

Según el propio Zambada, un año antes de su extradición, se había reunido con la Agencia Antidrogas, para ser su informante y revelar las operaciones de los cárteles rivales al de su padre.

Los registros de la corte de Illinois muestran que Vicente Zambada denunció durante la reclusión que había sido víctima de represalias por parte del gobierno de Estados Unidos tras revelar el acuerdo clandestino.

Aunque inicialmente la fiscalía de Illinois había revelado que Zambada podría recibir una pena de hasta cadena perpetua, en 2019, y luego de mantener su caso en el limbo por más de nueve años, fue sentenciado a pasar solo 15 años en prisión.

El juez Rubén Castillo, quien lo sentenció, tuvo que reconocer que la pena había sido baja debido a su tremenda y extensa colaboración con los fiscales y con las agencias estadunidenses. El 30 de abril, el Buró de Prisiones de Estados Unidos le confirmó a Univisión que el narcotraficante ya no se encontraba en prisión; sólo dos años después de haber sido sentenciado. Finalmente, este año cobró su larga colaboración.

El caso de su hermano es similar. Ismael El Gordo Imperial fue extraditado a Estados Unidos por tráfico de drogas.

Desde entonces su caso no había tenido movimientos y se mantenía encarcelado en San Diego, California. En abril se llegó a un acuerdo de cooperación con el Departamento de Justicia. En el convenio, ingresado el 30 de abril en el expediente 3:14-cr-00658-DMS, aceptó hablar sobre su participación en las operaciones del cártel de Sinaloa y ceder cinco millones de dólares.

A cambio, Zambada recibió solo dos de los cuatro cargos por tráfico de drogas. El Rey es eliminado de lista negra Jesús El Rey Zambada García, hermano del prófugo líder del cártel de Sinaloa, Ismael El Mayo Zambada, fue uno de los testigos estrella de la Fiscalía en el juicio de El Chapo Guzmán.

Este hombre también estaba acusado de tráfico de drogas en la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, bajo el número de expediente 1:09-cr-00466-BMC-RLM-6. El narcotraficante delató a Guzmán en 2018, pero también a su hermano, confirmando que eran los líderes de la organización delictiva.

Este año, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, en su actualización de la llamada “lista negra”, donde se incursiona a personas sospechosas de lavado de dinero, entre otros cargos, removió a Jesús Zambada. Tampoco aparece ya como encarcelado cuando se hace una búsqueda de su nombre en el Buró de Prisiones de Estados Unidos

Milenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *