Con fusil en mano, talibanes ponen a civiles a trabajar


M
iembros armados del Talibán llamaron a las puertas de las casas en ciudades de Afganistán ayer, según testigos, diciendo a los temerosos residentes que regresaran a sus trabajos, un día después de que los militantes anunciaran que querían reactivar la maltrecha economía del país.

La crisis económica de Afganistán se ha visto agravada por una guerra de 20 años entre las fuerzas gubernamentales respaldadas por Estados Unidos y los talibanes, la caída del gasto local ante la salida de las tropas extranjeras, la depreciación de la moneda y la falta de dólares.

Wasima, mujer de 38 años, se sorprendió cuando tres talibanes que portaban armas de fuego fueron ayer a su casa en la ciudad occidental de Herat. Anotaron sus datos, preguntaron sobre su trabajo en una organización de ayuda y su salario y le dijeron que volviera a trabajar, declaró.

Una decena de personas dijeron que ayer hubo visitas no anunciadas de talibanes, desde la capital Kabul hasta Lashkar Gah en el sur y Mazar-i-Sharif, en el norte.

Además de alentar a la gente a trabajar, algunos declararon sentir que los controles estaban diseñados para intimidar e infundir miedo al nuevo liderazgo.

El único tráfico importante en una capital generalmente congestionada era en el aeropuerto, donde cientos de personas intentaban huir del país a bordo de vuelos de evacuación diplomática.

En medio del caos, efectivos estadunidenses descubrieron “restos humanos” en el tren de aterrizaje del avión militar que fue asediado el lunes en el aeropuerto de Kabul por cientos de afganos en pánico por el ascenso de los talibanes, indicó la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Decenas de personas retomaron sus actividades en Kabul, el mismo día en que niñas vestidas con túnicas negras y hiyabs (velos) blancos regresaron a sus clases en la ciudad de Herat. Fotos: AFP

PROTESTA DEJA TRES MUERTOS

Al menos tres personas murieron ayer en protestas contra el Talibán en la ciudad afgana de Jalalabad, dijeron testigos, mientras el grupo avanzaba hacia la creación de un gobierno y los países occidentales aceleraban las evacuaciones en el aeropuerto de Kabul.

Testigos afirmaron que los decesos en Jalalabad ocurrieron cuando residentes locales intentaron izar la bandera nacional afgana en una plaza de la ciudad, a unos 150 kilómetros de la capital, en la carretera principal hacia Pakistán.

También hubo más de una decena de heridos después de que militantes talibanes abrieron fuego contra los manifestantes en la ciudad oriental, dijeron dos testigos y un exoficial. No se pudo contactar de inmediato a portavoces talibanes para comentar el incidente.

Comandantes talibanes y soldados dispararon al aire para dispersar a la multitud congregada al exterior del aeropuerto, dijo un funcionario talibán.

-Reuters

DESAFÍO

Los talibanes son peores de lo que pensamos. Así tituló su portada la polémica revista satírica francesa Charlie Hebdo, víctima de un atentado en 2015.

Muestra en caricatura a varias mujeres con burkas que llevan el nombre de Messi y el número 30 que lucirá en el PSG, club financiado por Qatar, acusado de financiar a grupos terroristas.

Fuente: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *