Talibanes atacan el aeropuerto de Kabul, donde hay diplomáticos, funcionarios y civiles tratando de salir del país

La Embajada de Estados Unidos en Kabul ha informado de que la situación de seguridad en la capital de Afganistán ha cambiado “rápidamente”. “Hay informaciones de que se ha producido un tiroteo en el aeropuerto; por lo que estamos pidiendo a los ciudadanos estadounidenses que se mantengan en un lugar seguro”, señala la Embajada de Estados Unidos en un breve aviso.

El ataque, cuya magnitud aún se desconoce- se produce a medida que avanzan las tareas de evacuación de cientos de personas procedentes de las delegaciones diplomáticas presentes en Kabul, que en las últimas horas ya ha sido tomada por los talibanes.

Los fundamentalistas islámicos están a punto de recuperar el poder en Afganistán tras 20 años de conflicto, después de una ofensiva fulgurante que les ha llevado a reconquistar la práctica totalidad de las capitales de provincia solo diez días después del comienzo de la retirada definitiva de las fuerzas internacionales, hasta culminar con el comienzo de las negociaciones para una rendición pacífica de Kabul.La alerta de seguridad emitida por la Embajada de EEUU en KabulLa alerta de seguridad emitida por la Embajada de EEUU en Kabul

Cientos de afganos, algunos de ellos ministros y empleados gubernamentales y otros civiles -incluidos mujeres y niños- se abarrotaban desesperadamente en la terminal a la espera de vuelos. “El aeropuerto está fuera de control (…) el gobierno (afgano) nos vendió”, dijo un funcionario en el lugar, que pidió mantener su identidad en el anonimato por razones de seguridad.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró este domingo que la organización está contribuyendo a mantener abierto el aeropuerto de Kabul para facilitar la evacuación de ciudadanos y diplomáticos internacionales. La OTAN está ayudando a mantener abierto el aeropuerto de Kabul para facilitar y coordinar evacuaciones”, indicó Stoltenberg a través de su perfil en la red social Twitter.

El político noruego también aseguró que estuvo en contacto este domingo con el primer ministro británico, Boris Johnson, así como con los ministros de Exteriores de Canadá, Dinamarca y los Países Bajos sobre la situación en Afganistán.

El ministro del Interior afgano, Abdul Satar Mirzakwal, había asegurado hoy que Kabul no sería atacada, “ya que se acordó que la seguridad y el poder político de la ciudad de Kabul se entregarán pacíficamente bajo una administración de transición”, según reveló en una declaración en vídeo.

Los diplomáticos estadounidenses fueron evacuados de su embajada en helicóptero hacia el aeropuerto, mientras las fuerzas locales afganas, entrenadas durante años y equipadas por Estados Unidos y otros países con miles de millones de dólares, colapsaban.

El destino de Ghani era incierto: un alto funcionario del Ministerio del Interior dijo que se fue a Tayikistán, mientras que un integrante del Ministerio de Relaciones Exteriores afirmó que su paradero era desconocido. Los talibanes dijeron que estaban investigando su ubicación.

Los insurgentes entraron al palacio presidencial y se hicieron con el control, afirmaron dos comandantes talibanes en Kabul. El gobierno afgano no confirmó este extremo. Dos funcionarios talibanes dijeron a Reuters que no habrá gobierno de transición. Con anterioridad, los talibanes habían dicho que estaban esperando que el gobierno respaldado por Occidente se rindiera de forma pacífica.Los talibanes posaron en le Palacio PresidencialLos talibanes posaron en le Palacio Presidencial

La sharia

Muchos afganos temen que los talibanes recuperen las extremas prácticas del pasado en su imposición de la sharia, la ley religiosa islámica. Durante su gobierno de 1996-2001, las mujeres no podían trabajar y se administraron castigos como la lapidación, los latigazos y el ahorcamiento.

Los militantes buscan ahora proyectar una cara más moderada, prometiendo respetar los derechos de las mujeres y proteger tanto a los extranjeros como a los afganos. “Garantizamos a la gente, sobre todo en la ciudad de Kabul, que sus propiedades y sus vidas están a salvo”, dijo el portavoz talibán Suhail Shaheen Shaheen a la BBC, agregando que se espera una transferencia de poder en los próximos días.

Muchas calles de Kabul estaban atascadas por autos y gente que intentaban llegar a sus casas o al aeropuerto, dijeron residentes.PlayCaos en Kabul

“Algunas personas dejaron las llaves en el auto y comenzaron a caminar hacia el aeropuerto”, dijo un residente a Reuters por teléfono. Otro dijo: “La gente se va a casa por miedo a los combates”.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *