¿Anticonceptivo sin hormonas?: un anticuerpo que atrapa el esperma podría cambiar la historia para las mujeres

Los científicos están trabajando en un revolucionario método que podría cambiar los anticonceptivos para siempre, eliminando la larga lista de contraindicaciones y efectos que tienen para las mujeres los actuales tratamientos con hormonas y centrándose en un “anticuerpo” que atrapa el esperma e impide que penetre el moco vaginal.

Puede parecer extraño pero ya hay unas primeras pruebas en ovejas que mostraron resultados prometedores. Para ellas se utilizaron anticuerpos especialmente diseñados para detener el movimiento de los espermatozoides y resultaron en un 99% de efectividad.

“Aunque se necesitan pruebas en humanos, estos [anticuerpos] pueden ofrecer a las mujeres otra alternativa a la anticoncepción hormonal”, escribieron el ingeniero de proteínas e inmunólogo Bhawana Shrestha y sus colegas en su artículo publicado en la Science Translational Medicine, que describe cómo los anticuerpos anti-espermatozoides podrían ralentizar los espermatozoides en un misión.

“Los espermatozoides deben nadar a través del moco y ascender al tracto reproductivo femenino superior para alcanzar y fertilizar el óvulo”, explica el equipo.

“Por lo general, sólo (aproximadamente) el 1 por ciento de los espermatozoides eyaculados ingresan al cuello uterino, incluso menos llegan al útero y solo docenas de espermatozoides (de los más de 200 millones que salen eyaculados) llegan a la vecindad del óvulo”, agregaron.

Pero de todos ellos solo se necesita un espermatozoide para comenzar un embarazo.

Actualmente los métodos anticonceptivos más confiables son, en su gran mayoría, hormonales, pues funcionan proporcionando dosis constantes de hormonas sexuales para detener la liberación de óvulos de los ovarios.Píldoras anticonceptivas Píldoras anticonceptivas

La píldora anticonceptiva, el implante y el anillo vaginal son algunos ejemplos muy efectivos para prevenir el embarazo, si se usan correctamente.

Desafortunadamente, algunas usuarias de anticonceptivos hormonales experimentan efectos secundarios graves, desde aumento de peso y disminución de la libido hasta migrañas y cambios de humor, incluso depresión. También existen riesgos para la salud asociados, como mayores probabilidades de que se formen coágulos de sangre con la píldora y un riesgo ligeramente mayor de cáncer de mama.

Entonces, es comprensible por qué algunas mujeres están ansiosas por encontrar opciones no hormonales para prevenir el embarazo (o se preguntan cuánto tiempo pasará hasta que se desarrolle un método anticonceptivo masculino).

“Existe una clara necesidad de ensayos clínicos a gran escala sobre formas nuevas y existentes de control de la natalidad”, escriben Bethan Swift y Christian Becker para The Conversation, dos investigadores de salud reproductiva de la Universidad de Oxford, que no participaron en el estudio.

“Sin embargo, a pesar de esto, en realidad se invierte muy poco para que esto suceda, y se tiende a dar prioridad a otras áreas de investigación”. Tampoco todos los métodos mejorados superan los obstáculos burocráticos de las regulaciones internacionales.

Dejando a un lado las cuestiones de financiación y acceso, este nuevo estudio, dirigido por Shrestha en la Universidad de Carolina del Norte, adopta un enfoque diferente para la mayoría de los anticonceptivos disponibles. El equipo se centra en los anticuerpos, las moléculas en forma de Y que producen las células inmunitarias para neutralizar infecciones o partículas extrañas.

Algunas mujeres, que por lo demás están sanas pero tienen una afección llamada infertilidad inmunitaria, producen anticuerpos antiespermatozoides en su tracto reproductivo que “atrapan los espermatozoides vigorosamente móviles en el moco y les impiden llegar al óvulo”, explican Shrestha y sus colegas .

Usando estos anticuerpos como un andamio, los investigadores diseñaron un conjunto de anticuerpos mejorados agregando múltiples ‘fragmentos de unión’ para mejorar las propiedades de unión de los espermatozoides.

Estos fragmentos, o sitios de unión, se adhieren a un marcador de superficie celular particular que está presente en todos los espermatozoides humanos, pero ausente en todos los demás tejidos y no se encuentra en las hembras. Esta especificidad probablemente hace que el tratamiento sea bastante seguro, pero se necesita mucha más investigación antes de saberlo con certeza.

Al probar los anticuerpos mediante un “ensayo de escape de espermatozoides”, los investigadores cuantificaron cuántos espermatozoides podrían escapar de las trampas de los anticuerpos en un tubo de plástico lleno de moco vaginal.Solo se necesita un espermatozoide para fecundar el óvulo. (iStock)Solo se necesita un espermatozoide para fecundar el óvulo. (iStock)

En comparación con los anticuerpos anti-espermatozoides originales, los anticuerpos modificados fueron al menos 8 veces mejores para agrupar los espermatozoides, impidiéndoles nadar libremente, un proceso llamado aglutinación.

La siguiente prueba consistió en inyectar soluciones de los anticuerpos, seguidas de muestras de esperma humano, en las vaginas de varias ovejas. Después de solo dos minutos, el tratamiento con anticuerpos había reducido la cantidad de espermatozoides móviles en las muestras de líquido recuperadas en al menos un 97 por ciento.

Para uso potencial en humanos, en lugar de usar una vacuna para enseñar al sistema inmunológico del cuerpo a producir anticuerpos, los anticuerpos también se administrarían directamente a la vagina.

Esto se puede hacer de varias maneras: como una película que se disuelve rápidamente o con “anillos intravaginales (IVR) que permiten la liberación constante de [anticuerpos] durante un período que abarca la ventana de fertilidad en la mayoría de las mujeres para crear un producto anticonceptivo similar al NuvaRing pero sin las hormonas “, escriben Shrestha y sus colegas .

Todavía hay un camino por recorrer, ya que la estrategia no se ha probado en humanos y el estudio no examinó qué tan bien el tratamiento podría prevenir los embarazos; sólo contaba los espermatozoides que revientan la mucosidad.El dispositivo con el que se aplicarían los anticuerpos sería similar al anillo vaginal. El dispositivo con el que se aplicarían los anticuerpos sería similar al anillo vaginal.

“La eficacia anticonceptiva real en humanos debe determinarse mediante estudios clínicos rigurosos”, señalan los investigadores .

Si este método demuestra su eficacia, podríamos estar hablando de un nuevo anticonceptivo que a diferencia de los hormonales traería otras ventajas más allá de prevenir el embarazo, como el regreso de la fertilidad en un corto periódo de tiempo, y haciendo que muchos efectos secundarios asociados con el uso de hormonas sean cosa del pasado.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *