Anuncia Illinois que cesará la detención de inmigrantes

Illinois cesará la detención de inmigrantes y restringirá más la cooperación con las autoridades federales en temas de inmigración, según una ley promulgada el lunes por el gobernador.

La ley abarca acuerdos entre las autoridades locales y el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), según los cuales los inmigrantes pueden ser alojados en cárceles locales durante su proceso judicial.

De acuerdo con la ley, no se podrán firmar más acuerdos de ese tipo de ahora en adelante, y los vigentes caducarán en enero de 2022.

Actualmente tres condados de Illinois —Kankakee, Pulaski y McHenry— tienen ese tipo de acuerdos y alojan unos 260 inmigrantes en sus cárceles, según cifras del ICE.

“Toda familia, todo niño, todo ser humano merece sentirse a salvo en el lugar que consideran su hogar”, expresó el gobernador J.B. Pritzker, en un evento en la ciudad de Aurora donde firmó otras medidas relacionadas con la inmigración.

La medida en efecto suspende el poder de la agencia federal para detener a inmigrantes en el estado de Illinois.

La mayoría de las personas en custodia del ICE están confinadas en instalaciones de administración privada. La agencia sólo es dueña y opera unos pocos centros de detención, y no hay ninguno de esos en Illinois. El estado prohibió los centros de detención privados en el 2019 tras varios intentos fallidos de construir una instalación de ese tipo en Chicago.

En años recientes, otros estados y ciudades han abandonado acuerdos para alojar a nivel local a inmigrantes presos, como por ejemplo California y Washington. También han aumentado las gestiones a nivel estatal de prohibir la detención privada en medio del fracaso de una reforma del sistema de inmigración federal.

A menos que haya una demanda contra la medida u otra excepción similar, las opciones del ICE son trasladar a los detenidos a otros estados, o dejarlos en libertad. Voceros de esa agencia repetidamente se han negado a comentar sobre la medida en Illinois. Una vocera del ICE no respondió a un mensaje el lunes.

Activistas de derechos de los inmigrantes planean pedir que los inmigrantes sean liberados, afirmando que mantener presas a personas a la espera de procedimientos migratorios es inhumano y costoso. Sin embargo, algunas autoridades locales dicen que perderán ingresos y la cooperación de las autoridades federales.

En el condado McHenry, el acuerdo con el ICE deja 10 millones de dólares cada año, según el presidente de la junta administrativa local Michael Buehler. Ese es un porcentaje significativo del presupuesto de 200 millones de dólares que tiene ese condado ubicado en el norte de Illinois.

Fuente: AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *