Endurecen confinamiento en Australia; encierran a media población por variante delta

La mitad de los 25 millones de habitantes de Australia despertaron este viernes bajo medidas de confinamiento a raíz de brote de COVID-19, vinculado a la variante delta, detectado en Sídney, y que se ha expandido a otras áreas del país.

El suroriental estado Victoria, cuya capital es Melbourne y tiene una población de alrededor de 6,6 millones de habitantes, ha sido el último en implementar las restricciones, que comenzaron a partir de la medianoche y que durarán al menos hasta el próximo martes.

Las autoridades de Victoria reportaron hoy diez nuevas infecciones locales, con lo que acumula 24 contagios desde que se detectó el brote esta semana.

Melbourne, la ciudad más azotada en muertes e infectados por la pandemia durante la ola de mediados del año pasado, vive su quinto confinamiento, esta vez a raíz de varios casos vinculados a un brote detectado a mediados de junio en Sídney y asociado a la variante delta, más contagiosa según los expertos.

SÍDNEY, EL EPICENTRO DEL REBROTE

En el estado de Nueva Gales del Sur, cuya capital es el epicentro del reciente rebrote, se informó de 97 nuevas infecciones locales y mantiene desde hace unas tres semanas a Sídney y las comunidades aledañas, alrededor de 6 millones de personas, bajo confinamiento hasta el 30 de julio.

Información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *