Tacos y tortas subieron hasta 10 pesos en un año

Un mexicano que gana un salario mínimo tiene que trabajar tres horas para poder comprarse un paquete de dos tacos y un refresco, de acuerdo con datos al cierre de junio presentados por el Inegi.

Entre junio de este año y el mismo mes del año pasado, los paquetes de tacos y tortas se encarecieron hasta 10 pesos.

En junio de 2020, en la Ciudad de México una orden de dos tacos de suadero y un refresco costaban 42 pesos, pero doce meses después, el precio por este paquete es de 48 pesos.

El alza en los productos es resultado de mayores precios en la carne, maíz, tortilla, el gas LP, las verduras, entre otros insumos básicos para su preparación, comentó Elena Santillán, analista financiera.

“Nos subieron el gas y la luz casi desde inicios de año. Estos últimos meses han sido complicados, porque no tenemos la misma clientela y los ingredientes para trabajar cada vez son más caros”, comentó Raúl Hernández, quien tiene una taquería en la calle de Bolívar en la capital.

Foto: Archivo Cuartoscuro

El precio del combustible más consumido en el país, el gas LP, registró un aumento de 34 por ciento en el último año, de acuerdo con la Profeco.

En su conjunto, el precio de los energéticos, como la gasolina, electricidad y gas LP, crecieron 17.13 por ciento anual en junio, detalla el último reporte de inflación del Inegi.

“La inflación se ha acelerado y eso deteriora el poder adquisitivo de las familias. Tiene un efecto más preocupante en personas de menores ingresos, sobre todo en bienes de primera necesidad, como alimentos, que han tenido variaciones importantes, principalmente el pollo o la tortilla”, dijo Alejandro Saldaña, economista en jefe de Grupo Financiero Ve por Más.

Para el caso del pollo, según los datos del Inegi, una torta de este ingrediente actualmente cuesta alrededor de 39 pesos, el equivalente a un aumento de 15 por ciento frente a junio de 2020.

Si se trata de una torta de milanesa y un refresco de 600 mililitros, el costo asciende a 60 pesos, superior en 11 por ciento anual, o si es una torta de jamón con refresco, el precio es de 49 pesos, cuatro pesos más que en junio del año pasado.

 

Foto: EFE

“Tuvimos que subir nuestros precios, porque ya no era tan rentable vender al mismo costo. Además, el alza fue para compensar las comisiones que nos cobran las aplicaciones de envíos a domicilio, como UberEats y DiDi Food”, dijo Federico Vázquez, dueño de una tortería ubicada al sur de la capital del país.

En junio, la inflación general anual llegó a 5.88 por ciento, con lo que sumó cuatro meses consecutivos fuera del rango objetivo del Banco de México (Banxico).

Según la Junta de Gobierno de Banxico, el alza en la inflación podría extenderse por lo menos hasta agosto o septiembre derivado de la reapertura económica tras la pandemia y prevé que descienda a tres por ciento en el tercer trimestre de 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *