SP500: una alternativa para comenzar a invertir y ganarle a la crisis del Covid-19

A medida que la pandemia cede terreno en México y el resto del mundo, se empieza a vislumbrar una luz al final del túnel. Es por ello que los pequeños y medianos ahorristas se encuentran a la caza de chances dentro del mercado que les permitan obtener rendimientos interesantes para dejar atrás los meses de mayor oscuridad que produjo el Coronavirus. Es por ello que en este artículo te comentaremos todo lo que necesitas saber sobre el índice bursátil SP500, el cual promete dar que hablar aunque no posea la atención mundial que tienen las criptomonedas

El Coronavirus parece estar de retirada y, al igual que un huracán azota sobre un territorio, nos encontramos saliendo al exterior para terminar de determinar el impacto y los destrozos provocados. Las consecuencias de esta pandemia han sido muy severas en términos sanitarios, pero también han impactado en muchos otros ámbitos de la vida cotidiana, como la política, la educación y, sobre todo, en la economía. Tanto a nivel macro como en las economías individuales, se ha vivido un momento sin precedentes en las últimas décadas, y ahora comienza el turno de pensar en una pronta recuperación.

En ese sentido, no se puede pensar en la pandemia sin la enorme ayuda que han representado las nuevas tecnologías y las conexiones con las que disponemos a diario. A la hora de pensar en buscar en nuevos recursos para invertir, los pequeños y medianos ahorristas cuentan con un amplio abanico de oportunidades que sin estas ventajas técnicas no estarían al alcance. Una de ellas, y que se encuentra cada vez más solicitada, es el índice bursátil SP500. ¿De qué se trata? ¿Por qué conviene invertir aquí y no en otras opciones con mayor renombre en los medios? A continuación, algunas respuestas. 

En pocas palabras, el índice SP500, también conocido como índice S&P 500, data del año 1957, cuando la célebre compañía de calificación financiera Standard & Poor’s la creó. De allí la sigla SP, ya que es un acrónimo del nombre de la empresa y de su reconocido listado de las 500 empresas de los Estados Unidos que cuentan con mayor peso y representatividad al momento. Desde ese momento, este índice bursátil quitó del centro de la escena al Dow Jones, además de diferenciarse en tener en cuenta la capitalización bursátil y no las cotizaciones bursátiles como realiza el Dow Jones. 

Durante años se pensó que para poder operar en este índice era necesario cumplir con algunas de las siguientes condiciones: ser un especialista en finanzas, ser millonario o ser de nacionalidad estadounidense. Por suerte, y con el correr de los años, esos prejuicios se han dejado atrás y las mismas ventajas técnicas de las que hablábamos previamente han ayudado democratizar el acceso a las herramientas y conocimientos necesarios para invertir en SP500. Por supuesto, este índice cotiza Wall Street, el mercado más representativo a nivel internacional sin ningún tipo de dudas.

¿Por qué invertir en acciones, entonces, y no en otras alternativas que resuenan cada vez más fuerte como las criptomonedas o las opciones binarias? En primer lugar porque la pandemia ha traído un contexto de mayor volatilidad que puede dar lugar a excelentes oportunidades de mercado como comprar acciones a bajo costo y que luego tengan una fuerte suba. En segundo término, porque al tener menor atención de los medios de comunicación, el mercado se suele desarrollar con mayor tranquilidad y eso permite al inversor tomar decisiones mucho más sabias y controladas. En definitiva, tener en cuenta esta alternativa puede ser la llave que necesitabas para cerrarle la puerta de una vez por todas a la crisis. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *