Joven abusada desde los 6 años logra la sentencia de su abuelo en Inglaterra

Yasemin Yapiciogullari es una mujer inglesa, de 23 años, que logró que condenaran a su abuelo por ocho cargos de abuso sexual, luego de que lo grabara en secreto admitiendo el delito. La joven fue abusada por más de una década: desde sus 6 años hasta sus 17.

Según comentó Yasemin al diario local Daily Mail, Tony Marshall, de 76 años, llevó a cabo su “reino de terror” entre el 2005 y el 2017.

Todos los domingos iba a cenar con la familia e invitaba a Yasemin a “usar la computadora” para estar a solas y abusar de ella. La joven usaba el programa Paint para intentar distraerse de lo que sucedía.

“Pensé que esto era algo que le pasaba a todo el mundo. No pensé que eso fuera algo que estuviera mal”, dijo para el medio.

Cuando tenía aproximadamente seis años, Yasemin le dijo a la profesora de su colegio que alguien “le hacía cosas malas”. Aunque investigaron a Marshall, las autoridades no descubrieron el abuso. Desde entonces la joven guardó silencio.

“Estaba demasiado asustada para hacer algo. Sabía que estaba mal (…) De alguna manera lo aguanté, lo resolví”, admitió Yasemin.

Fue hasta el año 2017 que ideó un plan junto a su pareja para que su abuelo admitiera los crímenes. Durante el cumpleaños de su hermano, le dijo a Marshall que la acompañara al piso de arriba para hablar sobre los regalos de Navidad.

Cuando ya estaban solos, ella le preguntó sin titubeos: “¿Por qué me tocaste?”. Yasemin estaba grabando la conversación en secreto a través de su celular.

Aunque su abuelo intentó evadir el tema, finalmente admitió sus acciones y le dijo a su nieta: “Pensé que te gustaba”.

“Fue tan repugnante escucharlo decir eso. ¿Cómo puede pensar que a un niño le gustaría algo así? Pensé en cómo me robó mi infancia. Me dejó deprimida y ansiosa, y eso es todo lo que puede decir”, manifestó Yasemin.

La joven llevó su grabación a la policía y arrestaron a Marshall. Fue una pieza clave para el caso porque el hombre negó en el juicio la mayoría de los delitos.

Sin embargo, fue declarado culpable de ocho de los 11 cargos existentes de abuso sexual. Estos incluyeron agresión sexual a una niña menor de 13 años por contacto físico y dos cargos por provocar que una niña menor de 16 años participara en actividades sexuales.

En abril de este año, Marshall fue condenado a un total de 13 años y nueve meses en una prisión de Londres.

“Por primera vez en años me sentí libre. Me sentí aliviada al saber que no volverá aquí. No tengo que seguir sufriendo todo ese abuso y preocuparme de que él le haga eso a nadie más. Sin duda está sentado tras las rejas sufriendo. Lamento decirlo, pero me encanta”, dijo Yasemin.

El abuso que sufrió la inspiró a trabajar en una guardería para, en lo posible, evitar que le pase algo similar a otra persona.

Por: El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *