Mujer asiática es brutalmente golpeada en la cara en San Francisco

Un nuevo caso de ataques en contra de personas de origen asiático en Estados Unidos se está haciendo viral en las redes sociales.

En esta ocasión se trata de una inmigrante tailandesa de 34 años que recibió una golpiza en la red ferroviaria del BART de San Francisco mientras se dirigía a su trabajo en Chinatown.

De acuerdo con los informes, la mujer identificada como Mantakarn Seenin recibió una golpiza en la cara por parte de un hombre que la agredió verbalmente y le robó su teléfono y su bolso de mano. 

Los golpes que recibió Seenin le significaron un viaje a urgencias en el hospital más cercano.

El sospechoso se acercó a la víctima en un tren con dirección al norte, entre las calles de las estaciones 16 y Civic Center, comenzó a agredirla, para después quitarle sus pertenencias y escapar.

Luego del incidente, Matakarn buscó el apoyo de Max Leung, un organizador comunitario que ayuda a las personas víctimas de racismo y agresiones violentas en San Francisco.

En entrevista con medios locales, Leung contó la experiencia de la mujer: “Todo sucedió tan, tan rápido que no había forma de que nadie pudiera intervenir”, dijo Leung.

Asimismo, dijo que el ataque fue provocado por un joven afroamericano y que algunos testigos ayudaron a la mujer a llegar al hospital, aunque nadie pudo detener al agresor.

La policía de BART dijo que no se sabe si el ataque tuvo un trasfondo racista o si sólo fue al azar, pero Max Leung apuntó que estos ataques de negros contra asiáticos se están volviendo cada vez más común en comunidades de San Francisco.

“La relación entre la comunidad asiática y afroamericana… definitivamente debe haber mucha sanación y comunicación y trabajo intencional hacia la solidaridad y la unidad”, destacó el organizador comunitario.

En Twitter comenzaron a circular imágenes de la mujer de origen tailandés en las que mostró el rostro después de la paliza, principalmente con afectaciones en el ojo y pómulo izquierdo, así como en los labios y parte de la mandíbula.

Información de: El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *