Gana Isabel Díaz Ayuso, candidata del PP, las elecciones de Madrid

El Partido Popular, encabezado por la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha sido la formación más votada en las elecciones regionales celebradas este martes en la Comunidad de Madrid. A pesar del gran resultado cosechado, duplicando los escaños obtenidos hace tan solo dos años, no ha logrado la mayoría absoluta, situada en los 69 parlamentarios, que le habría permitido gobernar en solitario.

Díaz Ayuso se mantendrá en la Presidencia de una región que lleva ya 26 años bajo Gobiernos del Partido Popular. En esta ocasión lo hará con el apoyo del partido de extrema derecha Vox, que ya ha anunciado en repetidas ocasiones su respaldo a la política popular.

Así, Madrid se puede convertir en la primera región española que cuente con representantes del partido ultra en el seno de su Ejecutivo, aunque también podría apoyar a la formación conservadora desde fuera del Gobierno, como hacen en Andalucía y Murcia.

La campaña electoral ha estado marcada por la tensión y la crispación política, lo que hizo que desde un inicio se configuraran dos bloques, uno progresista, que incluía al Partido Socialista, Más Madrid y Unidas Podemos, y otro conservador, que abarcaba al Partido Popular, Vox y Ciudadanos.

El lema ‘Comunismo o Libertad’, lanzado por Díaz Ayuso, dio el pistoletazo de salida a una campaña con la que intentó convertir unas elecciones regionales en un plebiscito sobre la gestión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno de España. Por su parte, las fuerzas de la izquierda han utilizado el eslogan ‘Fascismo o Democracia’ para avisar del peligro de dejar entrar a la ultraderecha en las instituciones.

En esta ocasión Díaz Ayuso ha conseguido aglutinar la mayor parte del voto conservador, absorbiendo a Ciudadanos y consiguiendo un resultado que supera a la suma de las tres formaciones progresistas.

Tras conocer los resultados, la presidenta madrileña ha vuelto a incidir en su lema de campaña sosteniendo que “ha ganado la libertad” y ha querido mandar un mensaje a Sánchez: “No tiene cabida en Madrid”.

Los otros dos hitos de esta noche electoral han estado protagonizados por Ciudadanos y Más Madrid, dos de las fuerzas más jóvenes que se han presentado a los comicios. Por un lado, Ciudadanos ha pasado de un excelente resultado en 2019, con 26 escaños, a no alcanzar la barrera del 5 % y no lograr representación en la Asamblea de Madrid en esta ocasión. Por otro lado, Más Madrid, encabezado por Mónica García, ha logrado empatar con el Partido Socialista, disputándole así el liderazgo de la izquierda en la región.

La última sorpresa de la noche ha llegado de la mano del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que durante su comparecencia ante los medios para valorar los resultados ha anunciado que abandona la política y todos los cargos en su formación.

Iglesias ha explicado que considera que su figura ha movilizado más a los votantes de sus partidos adversarios y que “cuando uno deja de ser útil, tiene que saber retirarse”. Además, ha abogado por la necesidad de feminizar su fuerza política y ha señalado para ello a la actual ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y a la portavoz de UP en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, para ocupar los puestos que deja vacantes.

Este 4 de mayo estaban llamados a votar 5.112.658 ciudadanos para renovar la Asamblea de la Comunidad de Madrid, de los que 329.130 residen en el extranjero. Los votantes han elegido a los parlamentarios, que serán los encargados de escoger al futuro presidente de la región entre los cabeza de lista de los partidos que han obtenido representación.

Los madrileños han podido ejercer su derecho al voto entre las 9 de la mañana y las 8 de la tarde en 1.084 colegios electorales. Para ello, las autoridades han recomendado franjas horarias diferentes para los distintos sectores de la población. Así, se recomendaba que las personas mayores acudieran a las urnas entre 10 y 12 de la mañana, mientras que entre las 7 y las 8 de la tarde era el horario aconsejado para aquellas personas infectadas de coronavirus o que se encontraran guardando cuarentena.

Además, estas elecciones son atípicas al celebrarse por primera vez desde hace décadas en una jornada laboral. Este cita con las urnas llega después de un puente festivo de tres días, puesto que este lunes se celebraba el día de la Comunidad de Madrid (trasladado al lunes al caer el festivo en domingo). Aunque los trabajadores deben acudir a sus puestos, el día ha sido declarado no lectivo, ya que los centros escolares se transformaron en colegios electorales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *