Exhorta Congreso a prevenir robo y daños a escuelas; hay más de cincuenta denuncias

Noticias de Chihuahua.-El Pleno del Congreso del Estado aprobó un exhorto de urgente resolución presentado por la diputada Deyanira Ozaeta Díaz, a efecto de exhortar a la Fiscalía General del Estado, a la Secretaría de Educación y a los 67 municipios del estado de Chihuahua para que se trabaje en la prevención de robos y daños a escuelas o instituciones educativas.

La legisladora señaló que según cifras de la Fiscalía General del Estado, en junio del 2020, de los 455 planteles escolares bajo vigilancia, 16 han sido dañados considerablemente, mientras que en la zona norte se han denunciado 56 robos.

La diputada refirió que en algunas escuelas los daños han ascendido a los 200 mil pesos, sin contar con las averías en las estructuras como puertas, candados, cerraduras, paredes, rejas, muebles, baños, tuberías y otros.

En este sentido, recordó que en diciembre, la misma Fiscalía de Distrito Zona Norte indicó que a través del Grupo de Orientación Escolar Chihuahuense mantiene un operativo de vigilancia preventiva en mil 841 planteles educativos cubriendo escuelas en los municipios de Ciudad Juárez, ascensión, Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, el poblado de Palomas y el Valle de Juárez, mientras la Agencia Estatal de Investigación tenía documentados 56 robos y 15 actos de vandalismo.

Ozaeta Díaz, reconoció que este problema debe ser una llamada de atención para que, en conjunto y de manera coordinada, el Estado y los municipios en materia de seguridad pública, junto con la Secretaría de Educación, para brindar un plan de acciones en materia de prevención, en donde se brinden respuestas para que se amplié la capacidad de respuesta y las medidas para que estos hechos disminuyan en el Estado.

“Las transgresiones a los centros educativos significan una fuga de recursos estatales, además del esfuerzo de padres y madres de familia por cubrir necesidades básicas del estudiantado, como el procurar mejores condiciones para el proceso de aprendizaje. Se roban libros, butacas, materiales, computadoras, tuberías, motores de aire, cableado y demás. Pero lo más importante, se roban la seguridad y la tranquilidad de maestras, maestros, niñas, niños y adolescentes”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *