Establece Graciela Ortiz agenda de trabajo con líderes de asociaciones religiosas

Noticias de Chihuahua.-Graciela Ortiz invitó a organizaciones religiosas a conformar una alianza social que fortalezca políticas públicas con las que a su vez sociedad y gobierno trabajen en conjunto. “Soy una convencida que para que un Gobierno dé resultados es necesario el vínculo de todos los sectores en favor de más obras, seguridad y educación”.

La candidata del PRI al Gobierno del Estado de Chihuahua, sostuvo, ante la presencia de líderes de asociaciones y organizaciones evangélicas, que “estoy absolutamente convencida que esta alianza debe prevalecer para que juntos trabajemos con mayor vinculación y suma de esfuerzos”.

La aspirante tricolor confió que bajo este esquema de comunicación y trabajo conjunto se logre mitigar el gran problema de pérdida de valores; por eso necesitamos que los líderes de las congregaciones, se asienten trabajen y hagan su ministerio.

La licenciada Ortiz, ofreció a los presentes total respaldo, que significa que en lo inmediato las congregaciones puedan incrementar su ministerio y que cada una trabaje con el mismo propósito: el bien de Chihuahua.

Ejemplificó que los esfuerzos que haga un Gobierno para garantizar el estado de derecho, serán en vano si no se establece una alianza con la sociedad civil.

Ustedes desde el plano moral, espiritual y nosotros desde el plano de la laicidad logremos una completa vinculación a través de una alianza, afirmó.

Graciela Ortiz escuchó cada uno de los planteamientos de los presentes y además adoptó la preocupación que sienten los diversos líderes religiosos ante el desmantelamiento de instituciones por parte de los gobernantes en turno.

El tema de las adicciones es un tema fundamental, y el gobierno necesita apoyo y necesita vincularse para desplegar las tareas gubernamental, dijo.

Por otro lado, reiteró que en el ejercicio público jamás ha estado desvinculada del trabajo filantrópico y durante su paso por la Secretaría de Desarrollo Social, le tocó establecer políticas que no existían, que fundamentalmente se enfocaron a llegar a grupos vulnerables.

“Llevamos la atención a lo más recóndito de la Sierra Tarahumara, comunidades más lejanas que no tenían acceso, ahí íbamos a tomar muestras para detectar enfermedades, entre ellas el cáncer de mama y cervicouterino, de tal suerte que se lograron atender a más de 500 mil mujeres en el estado”, dijo.

El sector evangélico solicitó a la candidata Graciela Ortiz encabece acciones para empujar la labor que realiza el sector religioso en el Estado, que van desde la administración de clínicas de rehabilitación, albergues, comedores comunitarios y todo tipo de obras de filantropía, iniciativas que se hayan sin respaldo gubernamental o en peores en el abandono.

Para finalizar, mostraron con preocupación el avance en políticas púbicas que van en contra del arraigo de los chihuahuenses, como lo es la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *