De la peste antonina al COVID-19: la historia de las pandemias más mortíferas

El saldo final de la actual pandemia por coronavirus aun es impreciso, hasta hace muy poco el mundo superó los 2.5 millones de muertos. Las experiencias pandémicas pasadas cambiaron la forma de actuar frente a las enfermedades, pero, aún así, durante su paso por la historia han aniquilado entre 1,000 y hasta 200,000 millones de personas, dependiendo del caso.

Las plagas fueron las primeras epidemias registradas en el mundo. Una de ellas es la Plaga Antonine arrasó con al menos cinco millones de personas entre los años 165-180 d.C., según estimaciones de los especialista.

De acuerdo con la Historia Augusta, esta llegó a Roma después una expedición a la ciudad de Seleucia (actual Irak). Un soldado habría profanado el templo de Apolo y, al abrir un cofre, liberó un vaho pestilente que llevó de vuelta a Vero, su ciudad.

Existen otras versiones que apuntan a Egipto como principal propagador, Andrés Saéz de la Universidad La Frontera en Chile asegura que lo más acertado es que surgió en el oriente y eran los soldados los que propagaban la enfermedad al volver se sus campañas.

Las pústulas ulcerosas, fiebre alta, diarrea, entre otros síntomas que fueron registrados por el médico Galeano, sugieren en la actualidad que se trataba de viruela y sarampión

La primera peste o plaga de Justiniano.

Una de las crisis sanitarias más grandes en el mundo se presentó entre 541-542 d.C. y terminó con la vida de entre 30 y 50 millones de personas. La Peste de Justiniano, la primera pandemia pestífera que conserva fuentes escritas, según el periodista Michael Rosenwald, llegó a Etiopía en un momento en que el líder del mismo nombre se encontraba en gran esplendor de su gobierno.Expertos han señalado que la medicina no estaba preparada para enfrentar la amenaza de la peste (Foto: Josse Lieferinxe/The Walters Art Museum)Expertos han señalado que la medicina no estaba preparada para enfrentar la amenaza de la peste (Foto: Josse Lieferinxe/The Walters Art Museum)

Los registros más fidedignos pertenecen a Procopio de Cesarea, un cronista que se encargó de describir la plaga y como esta terminó con a miles de personas en Constantinopla.

Los dientes de dos individuos encontrados en el cementerio medieval de Aschheim, Alemania, sirvieron a los investigadores de un estudio para reconstruir el genoma y ligar la Peste de Justiano con la “muerte negra”, otra de las más pandemias relevantes de la historia. En otras palabras, la peste bubónica había llegado para quedarse.

La Peste Negra

La peste bubónica volvió a propagarse en 1347 y no se fue hasta 1352. En aquel momento, aseguran expertos, la medicina no estaba preparada para enfrentar a un patógeno como ese. Alrededor de 200 millones de personas murieron a causa de esta enfermedad, caracterizada por los “bubones”, ganglios linfáticos inflamados, tensos y dolorosos que se convertían en llagas conforme avanzaba la enfermedad.

Hubo muchas explicaciones para su origen. Algunas versiones fueron traídas desde la antigua Grecia, escribió el historiador Antoni Virgili para NatGeo, y atribuían la infección a la materia orgánica en descomposición, mientras que otros incluso consideraban que el nacimiento de la enfermedad tenía que ver con la astrología.

Sin embargo, los bacteriólogos Kitasato y Yersin descubrieron que su verdadero origen estaba en la Yersina Pestis, una bacteria que afectaba a las ratas negras y otros roedores y se transmitía por los parásitos que vivían en ellos como las pulgas.

Viruela en el “Nuevo Mundo”

En 1520, los europeos llegaron a América y con ellos trajeron la viruela, el sarampión y otros virus para los que la población del llamado “Nuevo Mundo” no estaba preparada. Los pobladores americanos no estaban inmunizados por lo que, de acuerdo con David Cook, historiador y demógrafo citado por el Washington Post“las regiones menos afectadas perdieron el 80 por ciento de sus poblaciones; los más afectados perdieron toda su población; y una sociedad típica perdió el 90 por ciento de su población “.

Cólera

Las pandemias le han quitado la vida a millones de personas en el mundo (Foto: Wikimedia Commons)

Las pandemias le han quitado la vida a millones de personas en el mundo (Foto: Wikimedia Commons)

El cólera le quitó la vida a cerca de un millón de personas. Esta, a diferencia de otras enfermedades, se transmitía a través de agua contaminada con heces. La historiadora alemana Valeska Huber, profesora de la Universidad de Berlín, señala que esta pandemia viajó de Asia a Europa ayudó a generar las primeras cooperaciones internacionales en materia de salud.

Rosenwald destaca en su artículo que en 1854 la pandemia del cólera azotaba Londres generando investigaciones epidemiológicas. Un médico inglés de nombre John Snow realizó un “mapeo cuidadoso del brote y descubrió que todos los afectados tienen una sola conexión en común: todos han recuperado agua de la bomba local de Broad Street”. Según archivos de Centro para Control y Prevención de enfermedades(CDC), Snow ordenó cerrar la bomba y la propagación de la enfermedad se detuvo.

Fiebre Amarilla

A finales de 1800, una enfermedad desconocida ponía amarilla la piel de las personas infectadas. Más adelante se le llamó “Fiebre Amarilla” y se descubrió que era transmitida por la picadura de los mosquitos hembra en América del Sur y África subsahariana. En 1793, la fiebre amarilla se extendió por Estados Unidos. En Filadelfia, especialmente, arrasó con el 10% de la población, aunque también hubo brotes en Charleston, Virginia. Fue hasta los años 1900 que el Ejército descubrió como se transmitía la enfermedad y que esta no podía pasar de un humano a otro.

Gripe española de 1918

Durante la Primera Guerra Mundial comenzó a propagarse una gripa distinta a toda infección vista con anterioridad. En aquel entonces se desconocían las causas y su estudio era obstaculizado por el hermetismo de los países en conflicto. Solo España tenía transparencia con la pandemia y fue por eso que el padecimiento pasó a la historia como la “Gripe Española”.La gripe española es comparada con la actual pandemia por coronavirus (Foto: Library of Congress)La gripe española es comparada con la actual pandemia por coronavirus (Foto: Library of Congress)

Actualmente se sabe que se trataba de influenza provocada por el virus H1N1, de hecho se compara mucho con el actual SARS-CoV-2. Se presentó en dos oleadas: una en 1918 y otra en 1920, años en los que se estima que 50 millones de personas murieron en todo el mundo a causa de esta enfermedad.

Gripe Asiática

Entre 1957 y 1958 un nuevo tipo de influenza A, el H2N2, apareció en el este de Asia. También conocida actualmente como gripe aviar llegó desde Hong Kong a los Estados Unidos durante el verano del primer año.

Alrededor de un millón de personas fallecieron a causa de la gripe. Sin embargo, los efectos en territorio estadounidense se vieron mitigados porque el médico Maurice Hiellman solicitó una muestra del virus para que las farmacéuticas pudieran prepara un antídoto antes de que el patógeno llegara al continente.

“Algunos predijeron que el número de muertos en Estados Unidos habría llegado a 1 millón sin la vacuna que pidió Hilleman”, señala un artículo de la revista Smithsonian sobre esa emergencia sanitaria.

Gripe porcina o Influenza AH1N1

Unos años antes de que el mundo entrara en cuarentena, la influenza porcina infectó al 21% de la población mundial. De acuerdo con el CDC en la primavera de 2009 se detectó por primera vez un caso de esta enfermedad en Estados Unidos. La mayor parte de los infectados eran niños, adultos jóvenes y personas mayores.

COVID-19La pandemia le ha quitado la vida a 2.5 millones de personas desde 2020 hasta la fecha (Foto: Shutterstock)La pandemia le ha quitado la vida a 2.5 millones de personas desde 2020 hasta la fecha (Foto: Shutterstock)

La primera vez que se escuchó hablar de neumonías atípicas en Wuhan, China, ninguna persona o país en el mundo pronosticaba la pandemia mundial que comenzaría meses después. Era diciembre de 2019 y las primeras investigaciones sobre el coronavirus aseguraban que no se transmitía de persona a persona. Error.

La enfermedad no tardó en propagarse, para marzo del 2020 el mundo se encontraba infestado de SARS-CoV-2. Los casos comenzaron a aumentar significativamente en todos los países, por lo que la OMS tuvo que declarar pandemia mundial.

A pesar de la cuarentena y las medidas sanitarias, la enfermedad ha llegado a todos los rincones del mundo, infectando a quien se pone en su camino. Aunque ya existen varias vacunas, al mundo le queda mucho tiempo antes de tratar de volver a la normalidad.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *