El gesto de Harry y Meghan Markle que desató la furia del príncipe William

Las cosas no están bien entre los Príncipes. Venían mal, pero ahora están peor.

El príncipe William quedó furioso y triste por la despedida de Meghan y Harry hacia la Reina y cree que la declaración final de la pareja fue “insultante, irrespetuosa y petulante”, aseguran los medios británicos.

El Duque de Cambridge se ha mostrado “conmocionado y triste” por el comportamiento de su hermano hacia la monarca, dijeron las fuentes al Sunday Times, después de que Harry y Meghan fueran despojados de sus títulos reales y de que Su Majestad sugiriera que una “vida de servicio público” no es compatible con la nueva y lucrativa carrera de la pareja en EEUU.

El tono de la respuesta de la pareja -difundida pocos minutos después del anuncio de la Reina- fue el detonante de la furia.

Como lo demuestra su trabajo durante el año pasado, el duque y la duquesa de Sussex siguen comprometidos con su deber y servicio en el Reino Unido y en todo el mundo, y han ofrecido su apoyo continuo a las organizaciones que han representado independientemente de su función oficial. Todos pueden vivir una vida de servicio. El servicio es universal”, afirmó el vocero de Harry y Meghan.

William no puede creer cómo se atrevieron a argumentar que “el servicio es universal”. Siente que elevaron la tensión innecesariamente. Que desafiaron a la Reina.

Así, la disputa ha tensado aún más la relación entre los hermanos, y algunos en el Palacio afirman que es la ruptura real más grave en décadas.Meghan y Harry viven en EEUU hace más de un añoMeghan y Harry viven en EEUU hace más de un año

Las fuentes del Times dijeron que William creía que la declaración de Sussex era “petulante e insultante para la Reina” y se quedó “realmente triste y genuinamente conmocionado” y está “muy molesto por lo que ha sucedido”.

“No le faltes el respeto a tu abuelita, Harry. No se le responde a la Reina, simplemente no se hace”, se escuchaba por los pasillos reales.

Mientras el Príncipe Carlos realizaba ayer un viaje de ida y vuelta de más de 3 horas para estar al lado de la cama del hospital del Príncipe Felipe, que se encuentra enfermo, se conoció que la multimillonaria presentadora de programas de entrevistas Oprah Winfrey pasó dos días con los Sussex la semana pasada grabando su entrevista. Viajó a California en su jet privado de USD 70 millones y estuvo con la pareja horas antes de que hicieran su declaración el viernes. Las fuentes afirmaron a The Sun que el acceso “íntimo” de la presentadora le dio una “visión real” de las desavenencias con la familia real y creen que su entrevista, que se emitirá el 7 de marzo, será “oro puro”.

La entrevista no cayó nada bien en el Palacio de Buckingham y habría actuado como el factor determinante para la ruptura total.(Reuters)(Reuters)

De acuerdo a diversos analistas ingleses, el núcleo del Palacio habría tomado la decisión de iniciar un corte decisivo con la pareja, que hace casi un año reside en Los Ángeles con su hijo Archie. Como consecuencia, Harry será despojado de sus tres títulos militares honorarios restantes, y quizás sus patrocinios con la Rugby Football Union, la Rugby Football League y la London Marathon. Markle, mientras tanto, tendrá que renunciar a su papel de mecenas del Teatro Nacional de Londres, un cargo que recibió en 2019, y fue interpretado como un gesto de cariño de la reina Isabel II, que ocupó ese lugar durante 45 años.

Tras conocer que los Sussex contarán toda su vida ante las cámaras de televisión, la familia real emitió un comunicado distanciandose del matrimonio: “El duque y la duquesa ya no son miembros activos de la familia real, por lo que, cualquier decisión que tomen con respecto a compromisos con los medios es de su responsabilidad. Como miembros no activos de la realeza, no tienen la obligación de informar a la Casa Real de dichos planes”.

La entrevista de los duques, que se emitirá en CBS el próximo mes, ha evocado recuerdos de la infame entrevista de 1995 de la princesa Diana con el presentador de la BBC Martin Bashir, en la que abordó con franqueza el affaire del príncipe Carlos con Camilla Parker Bowles.

William ha luchado por aceptar el concepto de Megxit y ahora siente que hay una presión adicional sobre él con Harry dando la espalda al Reino Unido, aseguran los medios británicos.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *