Detienen a discapacitado por amputarle dedo a ladrón

Oaxaca.- En otro capitulo más de las injusticias y falta de capacidades que tienen las autoridades judiciales de México, el pasado fin de semana fue detenido un joven con discapacidad mental que al defenderse de dos individuos que pretendían arrebatarle los borregos que pastoreaba le cortó el dedo de la mano a uno de ellos con un machete. Los hechos ocurrieron en Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca.

Actualmente, José Ulises Cárdenas Ibáñez de 21 años de edad se encuentra recluido en el penal de Tanivet en Tlacolula de Matamoros, en donde sus compañeros de celda lo han apodado como «El Rocola». Se denuncia que Ulises fue aprehendido por agentes policiacos municipales de forma violenta.

Familiares, conocidos y vecinos del joven Ulises exigen justicia para que este sea puesto en libertad

Cabe mencionar que su discapacidad mental también ha provocado que el joven oaxaqueños sufre acoso, discriminación, burlas e, incluso, agresiones físicas constantemente, no obstante, ante todo Ulises conserva su buen animo y sale todas las tardes a pasear a sus borregos mientras canta algunas canciones.

El joven pastor es acusado por los supuestos delincuentes de agresiones físicas en su contra y de haberle amputado un dedo de la mano a uno de los sujetos, motivo por el cual estos exigen 8 mil pesos mensuales por concepto de reparación del daño provocado, así como el pago de una fianza de 3 millones de pesos para que Cárdenas Ibáñez pueda salir libre.

Sin embargo, en cuanto se supo de la detención de Ulises vecinos y conocidos del muchacho procedieron a levantar diversas protestas y una campaña en las redes sociales solicitando que se haga justicia, que el joven sea liberado y que la Fiscalía General del estado de una explicación del por qué este fue llevado al penal de forma inmediata sin permitir que se pudiera defender legalmente.

En su defensa han salido familiares, conocidos, amigos y vecinos de Ulises, quienes lo han calificado como un joven atento, tranquilo y respetuoso, justificando su actuación como defensa propia ya que en otras ocasiones el joven de 21 años había sido víctima de uno de los sujetos que intentaron quitarle su ganado; una vez, este logró arrebatarle 2 de sus mejores ejemplares.

Por los testimonios se ha podido constatar que Ulises es huérfano desde que era muy pequeño; su madre Candelaria murió hace años, mientras que su padre lo abandonó por su condición mental, dejándolo solo a su suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *