Otorgarían residencia legal por cinco años a migrantes en EU

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, presentará el viernes los detalles de la propuesta de ley que regularizará a unos once millones de indocumentados, entre ellos más de cinco millones de mexicanos, e iniciará la revisión de candidatos.

La iniciativa Ley de Ciudadanía de Estados Unidos otorgará residencia legal temporal por cinco años a los indocumentados que demuestren, con documentos o recibos a su nombre, que ya se encontraban en EU antes del 1 de enero de este año.

Es la propuesta de reforma migratoria más ambiciosa hasta ahora. La anterior, en 1986, regularizó a unos tres millones de indocumentados. Los 50 senadores demócratas necesitan el apoyo de diez de sus colegas republicanos para reunir los votos para aprobar la ley, actualmente el único obstáculo que enfrenta la propuesta.

De acuerdo con el Centro de Investigaciones Pew, de once millones de indocumentados, unos cinco millones son mexicanos. El Departamento de Seguridad Interior (HSD) calcula, por su parte, que hay 12 millones de indocumentados en el país.

Al terminar los cinco años de residencia temporal podrán solicitar el cambio a residencia legal permanente.

Al cabo de tres años más como resientes permanentes —portadores de la llamada tarjeta verde—, podrán solicitar la ciudadanía.

Al recibir la residencia temporal, los migrantes tendrán permiso para estudiar y obtener documentos como la licencia de manejo en los estados donde todavía se les niega.

El proceso que propone Biden es distinto para los dreamers, que son los beneficiarios del programa de DACA, así como para los beneficiarios de TPS (Estatus de Protección Temporal); ambos y parte de los trabajadores agrícolas podrán tener la residencia legal permanente sin recurrir antes a la residencia temporal de cinco años.

Al cumplir tres años de ser residentes legales permanentes, los dreamers y los “TPSianos” podrán solicitar la ciudadanía estadunidense. Entre ambos grupos suman poco más de un millón y medio de migrantes.

Fuente: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *