Escándalo en Perú: 487 personas, entre ellas altos cargos y ministros, se aprovecharon de su posición para vacunarse contra el coronavirus

El presidente de Perú, Francisco Sagasti, confirmó este lunes que casi 500 personas se vacunaron “extraoficialmente” con la vacuna contra el coronavirus de la farmacéutica china Sinopharm, entre ellas altos cargos y servidores públicos, incluidos ministros.

Sagasti afirmó que sentía “indignación y decepción por haber conocido que 487 personas, entre ellas muchos funcionarios públicos, aprovecharon su posición para ser inmunizados con las vacunas de Sinopharm que llegaron en complemento a aquellas que se usaron en los ensayos clínicos” en el país.

El mandatario también dio a conocer que “el Ministerio de Salud ha dispuesto una investigación sumaria para esclarecer estos hechos” y que hará publico los resultados que proporcione el Centro de Estudios Clínicos de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) sobre el uso de las dosis de la vacuna.

Además, Sagasti confirmó que el nuevo ministro de Salud, Óscar Ugarte, había recibido las renuncias del viceministro de Salud Pública, Luis Suárez Ognio, y de la canciller, Elizabeth Astete, tras reconocer haberse vacunado valiéndose de su posición. Ambas dimisiones han sido aceptadas por el Ejecutivo.

Asimismo, el presidente peruano sostuvo que todas las personas involucradas en este escándalo serán separadas de sus cargos, mientras que aseguró que lo sucedido no afectará a las negociaciones que se están llevando a cabo para conseguir la cantidad de vacunas suficiente para inmunizar a toda la población del país.

Ministros, exministros y altos cargos entre los vacunados
Entre las personas a las que se les suministró el fármaco de manera irregular se encuentra la ya exministra de Salud, Pilar Mazzetti, que renunció a su cargo el pasado viernes, 12 de febrero.

Tras haber negado hace unos días que hubiera recibido la vacuna, y después de que la Universidad Peruana Cayetano Heredia confirmase que había sido vacunada de manera irregular, finalmente lo ha reconocido, afirmando que vacunarse en secreto fue “el peor error” de su vida: “Nada disculpa lo que he hecho y menos haberlo ocultado”, ha afirmado Mazzetti.

La exministra de Salud fue inoculada el pasado mes de enero y recibió la segunda dosis el 6 de febrero. Es decir, completó la pauta incluso antes de que llegara el primer lote de vacunas a Perú, el pasado 7 de febrero.

Fuente: RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *