Grupo recién formado iraquí ataca base militar de EEUU en Erbil

Un grupo recién formado en Irak reivindica un ataque a la base militar de EE.UU., ubicada cerca del Aeropuerto Internacional de Erbil en el norte de Irak.

Los medios han informado este sábado que el Aeropuerto Internacional de Erbil y una base estadounidense próxima al aeródromo, en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, han sido impactados por cohetes. Los proyectiles tenían como objetivo la base donde están estacionadas las fuerzas lideradas por Estados Unidos.

El coronel Wayne Marotto, un portavoz de la llamada coalición liderada por Estados Unidos en Irak, ha aseverado en Twitter que un contratista ha perdido la vida y otros seis, incluido un militar norteamericano, han resultado heridos en el ataque.

La facción emergente Saraya Aulia al-Dam se ha atribuido la autoría, declarando que ha llevado a cabo “una exitosa operación contra los ocupantes estadounidenses” en la región norteña de su país, según ha indicado el canal de Telegram Saberin News.

El grupo ha explicado que sus fuerzas se acercaron a 7 kilómetros de la base de Al-Hariri en Erbil, y lanzaron “24 cohetes que impactaron los objetivos precisamente debido a la incapacidad del sistema antiaéreo de los ocupantes para interceptarlos”.

Asimismo, ha prometido que se realizarán más acciones contra los ocupantes estadounidenses en la región del Kurdistán iraquí.

El canal Saberin News, citando a una fuente conocedora de la situación, ha reportado que, durante la operación con cohetes contra la base estadounidense, un avión perteneciente a la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. resultó gravemente dañado y un avión no tripulado (dron) MQ-1C del Ejército de EE.UU. quedó destruido.

La cadena catarí Al-Jazeera, por su parte, ha citado a su corresponsal en Irak, quien ha asegurado que en el consulado de Estados Unidos las sirenas sonaron después de la acometida.

Las autoridades iraquíes repudian el ataque en Erbil

El presidente de Irak, Barham Salih, ha manifestado que el ataque a Erbil y su aeropuerto representa una “escalada peligrosa y un acto terrorista criminal”, que va contra “los esfuerzos nacionales para proteger la seguridad del país y la seguridad de los ciudadanos”.

Además, el primer ministro iraquí, Mustafa Al-Kazemi, ha dirigido la formación de un comité de investigación sobre el ataque. Por su parte, el presidente del Parlamento, Mohamad al-Halbusi, ha condenado la ofensiva considerándola como un acto “terrorista”.

Los ataques a las instalaciones militares y diplomáticas norteamericanas se producen mientras que en el país árabe se elevan cada vez más las voces que exigen la salida de las tropas de EE.UU., a las que consideran fuerzas invasoras.

Fuente: HispanTV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *