Un nuevo estudio indica que combinar dos mascarillas ayudaría a reducir los contagios de COVID-19

El uso de mascarilla — o cubrebocas — para protegernos de la COVID-19 es un tema que desde hace meses lo abordan organizaciones de salud. Hoy un estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. determinó que una combinación de mascarilla de tela y quirúrgica reduciría los contagios.

Los CDC realizaron pruebas con mascarillas de tela y quirúrgicas con el fin de mejorar el ajuste. A diferencia de los respiradores N95, las mascarillas quirúrgicas no se adaptan bien a los contornos del rostro por lo que los experimentos buscaban medir la eficacia ante las fugas de aire.

En estas pruebas se descubrió que la combinación de una mascarilla de tela sobre una quirúrgica reduce la exposición hasta en un 82,2 % para una persona sin protección. Cuando ambas personas utilizan doble mascarilla existe un bloqueo de hasta 96,4% de partículas, protegiéndonos así de un posible contagio del virus SARS-CoV-2.

Las pruebas se realizaron con una mascarilla quirúrgica de tres capas y una de algodón de tres capas. Se utilizaron cabezas elastométricas y para simular la tos de una persona, los investigadores se valieron de una boquilla que emitía partículas de cloruro de potasio de 0,1 a 7 μm. El estudio midió la eficacia de diez combinaciones usando mascarilla doble, sencilla y modificadas con nudos adicionales en escenarios de dos personas.

Combinar una mascarilla de tela con una quirúrgica reduce los contagios de COVID-19

Mascarillas reutilizables
Unsplash

Una mascarilla quirúrgica bloquea el 44,3% de partículas, mientras que la de tela bloqueaba 44,3%. Según los CDC, las primeras están destinadas para mantener la esterilidad de un campo quirúrgico y bloquear salpicaduras. Debido a su diseño pueden haber filtraciones de aire alrededor de los bordes laterales.

Los investigadores afirman que estos hallazgos no deben generalizarse a todas las mascarillas quirúrgicas o de tela, así como en otros escenarios con niños o personas con barba.

El uso de doble mascarilla tiene sus limitaciones. En algunos casos puede resultar incómodo para respirar o en la obstrucción de la visión periférica para algunos usuarios. En estos casos se recomienda optar por ajustadores elásticos y un anudado en la base de las orejeras para mejorar la eficacia.

(A) Mascarilla Quirúrgica. (B) Doble mascarilla. (C) Orejeras anudadas

Las mascarillas son recomendadas como estrategia de prevención para frenar la propagación del virus SARS-CoV-2. En algunos países como Estados Unidos o México, donde las cifras de contagio y muertes van a la alza, todavía hay personas que siguen renuentes a utilizarlas.

El uso correcto de un cubrebocas es importante y cuando no se puede tener acceso a un respirador N95, la combinación de una mascarilla de tela con una quirúrgica podrían salvarnos de un contagio.

El artículo Un nuevo estudio indica que combinar dos mascarillas ayudaría a reducir los contagios de COVID-19 se publicó en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *