Buscan juicio a Bolsonaro por mal manejo del Covid

El fiscal general de Brasil, Augusto Aras, abrió una investigación preliminar sobre el presidente, Jair Bolsonaro, y el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, por posible negligencia en respuesta a un brote de Covid-19 en la ciudad de Manaos, de acuerdo con un documento al que tuvo acceso la agencia Reuters.

Manaos, ubicada en lo profundo de la selva amazónica, ha sido duramente golpeada por una brutal segunda ola de la pandemia que ha desbordado sus servicios de emergencia. La ciudad se quedó sin oxígeno en enero, lo que llevó al gobierno federal a enviar tanques de todo el país en un intento por salvar a la gente de morir asfixiada.

Aún así, bebés prematuros en hospitales de toda la ciudad tuvieron que ser trasladados a otros lugares, incluso fuera del estado, para continuar sus tratamientos en incubadoras y con oxígeno auxiliar.

La zona además es el lugar de origen de una variante del coronavirus, con mutaciones similares a las de Gran Bretaña y Sudáfrica, que según los investigadores es más transmisible y podría estar empeorando la situación en la ciudad.

La investigación sobre Bolsonaro y Pazuello, revelada por Aras en un documento enviado al juez del Supremo Tribunal Federal, Ricardo Lewandowski, sigue las solicitudes de ocho congresistas federales del Partido Comunista para que se inicie una pesquisa.

En el documento, Aras indicó que ya está en marcha una “investigación inicial”. Esto puede preceder a una indagatoria más formal conocida en Brasil como inquérito: un término portugués para designar un tipo de investigación que requeriría la aprobación del tribunal.

“Si, finalmente, salen a la luz indicios razonables de posibles irregularidades (…) se presentará una solicitud para el inicio de un inquérito al STF”, se lee en el documento.

La semana pasada, Lewandowski autorizó la apertura de un inquérito sobre la conducta de Pazuello por la situación en Manaos, pero esa investigación no involucra a Bolsonaro. La oficina del procurador general de Brasil, que es responsable de defender a Bolsonaro, y el Ministerio de Salud declinaron hacer comentarios.

En tanto, el gobierno venezolano entregó a Brasil 56 mil litros de oxígeno para atender a pacientes con Covid-19 en los estados de Roraima (norte) y Amazonas (noroeste), informó ayer el gobernador de Bolívar (sur), Justo Noguera.

“Llegando a Santa Elena de Uairén (Bolívar), cumpliendo instrucciones de nuestro presidente Nicolás Maduro, estamos entregando 56 mil litros de oxígeno para el pueblo de los estados de Roraima y Amazonas en Brasil, enalteciendo la unión de los pueblos”, indicó Noguera en Twitter.

El gobernador acompañó el mensaje con un video en el que se observan los camiones, que saldrán desde el estado fronterizo de Bolívar, ubicado a pocos kilómetros de Brasil.

Es la segunda entrega que realiza el gobierno venezolano, ya que el 18 de enero Caracas envió 14 mil tanques de oxígeno ante el repunte de casos de Covid-19, que provocó la escasez de ese elemento. Noguera anunció que está previsto que este sábado se haga otra entrega de oxígeno, pero no detalló la cantidad.

El gobernador venezolano destacó que a pesar de las diferencias políticas con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, está dispuesto a continuar apoyando al estado brasileño de Amazonas en la atención de pacientes con Covid-19, no sólo con oxígeno, sino también con médicos.

Fuente: La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *