Venezuela publicará estudios de ‘gotas milagrosas’ contra el COVID-19 de Nicolas Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este domingo que su país publicará ‘en los próximos días’ los estudios realizados al fármaco Carvativir, que de acuerdo con el propio mandatario actúa de manera complementaria en los tratamientos contra el virus SARS-COV-2, que causa la covid-19.

“Se ha desatado una campaña brutal contra el Carvativir, es un antiviral, ayuda como antiviral a parar, a neutralizar la célula del coronavirus”,dijo Maduro durante el balance semanal que hace de la lucha contra la covid-19 en Venezuela.

“Está demostrado científicamente, tenemos el estudio (y) en los próximos días será ejecutada la publicación científica internacional con todos los estudios del carvativir”, añadió.

El pasado miércoles, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió que se publiquen los hallazgos sobre el Carvativir, un fármaco desarrollado en Venezuela y que Maduro había defendido días antes como unas “gotas milagrosas” que neutralizan al 100 % el coronavirus. Por su parte, la Academia de Medicina desconoció las “goticas milagrosas” de Maduro y le pidió que no desinforme.

El carvativir, también conocido como carvacrol, es una sustancia que se puede encontrar en algunos aceites esenciales, como los del orégano o el tomillo. Se caracteriza por poseer un sabor picante y es la sustancia que produce el olor del orégano. 

Algunos estudios sostienen que, tanto el aceite de orégano como el de tomillo, ambos muy ricos en carvacrol, poseen propiedades antibacterianas. Un ejemplo es que esta sustancia puede combatir las bacterias del tipo Shigella spp.

Además, también apuntan a que las investigaciones han demostrado que el Carvacrol y también el Timol son, principalmente, las dos sustancias responsables de la actividad antibacteriana y antifúngica de la Ageratina ibaguensis, una planta asterácea sudamericana que se emplea como antibiótico.

Del mismo modo que sucede con el tomillo, el contenido de carvacrol en el orégano es también alto, por lo que se le atribuyen de forma popular propiedades digestivas, expectorantes o antisépticas y, de a nivel externo, es analgésico, cicatrizante o antifúngico. Aún así, la Unión Europea apunta a que son insuficientes las evidencias que se tienen sobre estos usos terapéuticos.

Su uso mayoritariamente se da en el ámbito culinario, ya que se emplea para aromatizar platos o, también, como conservante.

Lo que sí está claro es que no hay ninguna evidencia de que el carvacrol o carvativir tenga efectividad para combatir virus como el de la Covid-19. 

Por: Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *