En busca de datos, los expertos de la OMS visitan 2 centros de control de enfermedades en Wuhan, China

El equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desplazado a China para investigar los orígenes del coronavirus SARS-CoV-2 visitó hoy dos centros de control de enfermedades en Wuhan, la ciudad en la que comenzó a propagarse el virus.

La cadena estatal CGTN aseguró hoy que los centros visitados -ambos con laboratorios para el estudio de virus- son el de la provincia de Hubei, y el de su capital, Wuhan, este último a unos pocos centenares de metros del mercado de Huanan, con el que se asocian los primeros contagios de la pandemia.

Este domingo, los expertos de la OMS -que hubieron de someterse a una cuarentena de 14 días a su llegada a China- visitaron el citado mercado, que fue cerrado al público en enero de 2020 y posteriormente desinfectado

Antes de eso, se desplazaron a un mercado mayorista a inspeccionar la cadena de frío, a la que varios medios estatales achacan el constituir la puerta de entrada del virus a China a través de productos congelados importados.

En sus dos primeras jornadas de pesquisas sobre el terreno (los pasados viernes y sábado), los expertos de la OMS visitaron dos de los hospitales que trataron a los primeros pacientes de COVID de Wuhan durante los primeros compases de la pandemia, así como una exposición propagandística sobre la lucha de China contra el virus.

Hasta ahora la OMS se ha limitado a apuntar que “todas las hipótesis están sobre la mesa” a la hora de determinar el origen del virus, y reclama “el apoyo, el acceso y los datos que necesiten” sus enviados para llevar a cabo las investigaciones pertinentes

Según CGTN, “China ha organizado todas las visitas solicitadas por la OMS, ya que tiene una actitud abierta y transparente hacia la cooperación para prevenir futuros riesgos”.

Asimismo, la fuente señaló que “expertos de la OMS y de China seguirán con sus debates y sus análisis sobre los datos recopilados tanto en persona como a través de videollamadas”.

Fuente: Sin Embargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *