El Pentágono detiene el plan de vacunar a los presos de Guantánamo ante la indignación por que reciban la vacuna antes que el resto de la población

El Pentágono anunció este sábado que el plan para vacunar contra el covid-19 a los aproximadamente 40 prisioneros que se encuentran reclusos en Guantánamo ha sido “pausado” a raíz de la fuerte indignación que la iniciativa ha generado en la sociedad estadounidense.

“Ningún recluso de Guantánamo ha sido vacunado. Hemos detenido el avance del plan mientras revisamos los protocolos de protección de las fuerzas”, escribió en su cuenta de Twitter el vocero del Departamento de Defensa, John Kirby. “Seguimos comprometidos con nuestra obligación de mantener a nuestras tropas a salvo”, agregó.

Previamente, medios estadounidenses reportaron que el subsecretario adjunto principal de Defensa para Asuntos de Salud, Terry Adirim, firmó esta semana una orden para comenzar a vacunar a los reclusos en el centro de detención de Guantánamo. Uno de los presos que recibiría la vacuna es Khalid Sheikh Mohammed, acusado de ser el autor intelectual de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El plan causó indignación en la sociedad estadounidense y recibió duras críticas, en su mayoría por parte de los republicanos. “Es indignante. La Administración Biden está administrando vacunas a terroristas en la Bahía de Guantánamo. ¿Qué les dicen a los adultos mayores y veteranos estadounidenses que aún esperan las suyas?”, señaló el líder partidario de la minoría republicana de la Cámara de Representantes, Steve Scalise.

“Mi papá es un soldado del Cuerpo de Marines retirado de 80 años y todavía no puede vacunarse, pero no se preocupen, el presidente Biden se aseguró de que el tipo que ayudó a derribar las Torres Gemelas y sus compañeros terroristas sí puedan”, aseveró el estratega político Doug Stafford.

“‘Terroristas primero’ fue su gran plan de vacunación, aparentemente. La nueva Administración tiene un plan y, como les advertimos, ese plan es ‘América último’”, indicó a su vez Donald Trump Jr., hijo del anterior presidente, haciendo alusión al eslogan de la campaña presidencial de su padre en 2016, ‘América primero’.

No obstante, otros defendieron el plan, argumentando que vacunar a los reclusos ayudaría a proteger a los trabajadores de la cárcel y aceleraría procesos judiciales. “El Pentágono aprobó vacunar a los detenidos de Guantánamo para que puedan reiniciar sus audiencias por crímenes de guerra. Hay 40 detenidos en total en Guantánamo. Unos 13 millones de estadounidenses han sido vacunados en los primeros 10 días de Biden”, tuiteó el exportavoz de Hillary Clinton, Jesse Lehrich.

Fuente: RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *