El rey destronado: HBO puede perder su liderazgo ahora que no tiene una serie insignia

Lo sabemos: Game of Thrones, Sucession o Watchmen son insustituibles. Los niveles de calidad del trío de series superan con creces cualquier otra propuesta. Durante más de una década, HBO ha creado una versión de la televisión tan sólida como para que cada una de sus producciones marquen un hito histórico.

Eso a pesar de tener como contrincantes propuestas como Breaking Bad o Better Call Saul, consideradas por buena parte de la crítica como lo mejor de la televisión reciente. Pero en el caso de HBO se trata de un fenómeno de innovación. El canal no ha dejado de producir propuestas originales y de considerable calidad, hasta lograr crear un escenario de profundo interés. Año tras año, el gigante fue el protagonista de todas los premios que celebraban lo mejor de la televisión.

HBO: nada hasta el 2021

Sin duda, una de las consecuencias más preocupantes de la pandemia en el mundo del espectáculo fue el retraso considerable de todo tipo de producciones. HBO no es la excepción y su catálogo de series se vio seriamente afectado por los retrasos en cronogramas y aplazamientos en grabaciones. Pero aun más preocupante resultó el hecho de que el 2020 marcó el año en que el canal debió lidiar la idea de carecer de una serie insigne.

Lidiando con la pandemia

Undoing

El año de la pandemia fue el año que los estrenos de HBO fueron discretos. Los platos fuertes de la oferta del canal resultaron en algunos casos decepciones incómodas. La esperada Lovecraft Country recibió críticas mixtas y The Undoing (que tenía a Nicole Kidman como principal reclamo de atención) provocó curiosidad, pero no fue un fenómeno masivo.

Incluso, la elegante y potente Perry Mason se convirtió en un debate sobre el uso de la violencia dentro de un marco histórico. Por otra parte, el experimento del género de terror Third Day se convirtió en una curiosidad de catálogo que no llegó a convencer del todo al público. La esperada I May Destroy You tuvo un amplio impacto en la discusión sobre género e inclusión, pero números discretos de audiencia. Incluso, la esperadísima tercera temporada de Westworld resultó una decepción que llevó a un debate sobre la forma en que el canal explotaba sus historias. The Plot Against America no llenó las expectativas y la segunda temporada de La amiga Estupenda fue una historia de transición que no despertó especial interés en crítica o público.

Con un panorama semejante a cuestas, HBO llega a la temporada de los Winter TV Awards con muy poca opciones de competencia. ¿Podrá maniobrar en medio de una situación semejante en medio de una lucha acérrima por la sintonía y el liderazgo en atención al público?

La batalla silenciosa

Por ahora, Netflix parece liderar el mercado de series y producciones originales. Esta semana, el canal lanzó un ambicioso cronograma de estrenos en el que anticipó que, al menos, tendría una película original nueva cada semana durante 2021. Se trata de un esfuerzo inédito de considerable envergadura, que lleva a la plataforma a un nuevo nivel de competencia.

El año pasado no fue distinto, y en sus mejores momentos Netflix llegó a tener casi sesenta estrenos mensuales, lo que le permitió una variada selección de catálogo. Y aunque es indudable que no todas las producciones tienen la calidad suficiente para la competencia, sí es notorio que varias de ellas pueden ganar algún premio. De hecho, la plataforma lidera los nominados a los premios Artios de la Casting Society, un primer aviso de lo que podemos esperar a partir de la primera semana de febrero, cuando las primeras nominaciones comiencen a ser anunciadas.

Buscando el próximo ‘Juego de Tronos’

juego de tronos personajes muertos

HBO

No obstante, HBO sigue teniendo varias fichas fuertes para enfrentarse al gigante de las plataformas streaming. Para comenzar, incluso en medio del debate sobre la inclusión y la representatividad, I May Destroy You sigue siendo considerada la mejor serie del año pasado, o al menos la más relevante en cuanto al análisis de un tema doloroso y actual.

A pesar de sus números discretos, The Undoing también es una de las opciones que podría plantar cara en medio de la temporada de premios. Las actuaciones de Donald Sutherland y Hugh Grant podrían traer algunas nominaciones al canal. Y aunque Nicole Kidman no fue lo más llamativo de la serie, su desempeño sobrio como cabeza del elenco brindó un aire general de considerable elegancia al drama. También podría haber nominaciones para la impecable dirección de Susanne Bier, cuyo trabajo fue alabado por mantener la tensión a lo largo de los seis capítulos de la serie.

HBO: algunos buenos intentos

Sin embargo, la pieza más fuerte en la estructura de HBO para las premiaciones de este año parece ser la versión de Perry Mason, protagonizada por Matthew Rhys. Con su aire oscuro, decadente y siniestro, la serie capta lo mejor del personaje pero también, le lleva a nuevos lugares cuya efectividad sorprendió a la audiencia.

Por último, Lovecraft Country podría superar los prejuicios de su formato pulp y lograr algunas nominaciones. La serie fue alabada por usar referencias y códigos del cine de terror para crear una interpretación inquietante sobre el racismo y la discriminación. Y aunque no llegó a los niveles de calidad del libro de Matt Ruff, sí tuvo la oportunidad de dialogar de manera correcta con todo tipo de percepciones sobre la realidad, el tiempo y el miedo, de una forma brillante.

¿Será suficiente para que HBO pueda conservar su ya reconocido liderazgo? A unas cuantas semanas de distancia de la primera gala la respuesta está por verse.

El artículo El rey destronado: HBO puede perder su liderazgo ahora que no tiene una serie insignia se publicó en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *