El “turismo de vacunas” indigna a Florida: extranjeros mayores de 65 años las reciben fácil y gratis

La campaña de vacunación gratuita de la COVID-19 a los mayores de 65 años está atrayendo a Florida turistas de otras zonas de EU, Canadá y América Latina, algo que ha causado indignación en muchos floridanos, que ya han pedido acabar con este “turismo de vacunas“.

Varios mensajes publicados en una red social por una presentadora argentina de televisión que contó en directo la vacunación de su madre en Miami dispararon unas alarmas que después no han dejado de sonar, pues han ido conociéndose otros casos similares.

El Alcalde de Miami, Francis Suárez, en unas declaraciones televisivas, dijo que es “asqueroso” que esto suceda y prometió investigar el tema.

Los medios recogen también declaraciones de personas comunes y corrientes que han reaccionado con indignación y pedido prioridad para los residentes en un estado donde las autoridades no se cansan de repetir que la demanda de vacunas es mayor que la disponibilidad y piden paciencia a la gente.

Gonzalo Martínez, de 76 años y quien tiene puesto un marcapasos, se quejó en unas declaraciones a Univision que “es bastante grave que estén vacunando a turistas mientras que los ciudadanos americanos no nos podemos vacunar”.

Un turista mexicano, Miguel Bergencal, que habló desde el automóvil donde esperaba su turno para vacunarse, dijo haber venido a Florida por ese motivo, porque “en México la situación es bastante compleja”.

UN ESTADO CON CASOS Y MUERTES EN AUMENTO

Las cifras actuales de casos y muertes por la COVID-19 en Florida son las más altas desde marzo pasado. El jueves y viernes los casos nuevos diarios superaron los 19 mil

Libertad de expresión en Latinoamérica refleja un declive preocupante

El Gobierno estatal de Florida, que nunca ha hecho obligatorio el uso de mascarillas desde el inicio de la pandemia, apuesta por completo a la vacuna y no a otras medidas para bajar la subida de la incidencia de la enfermedad.

El plan de vacunación, iniciado a mediados de diciembre, está por ahora centrado en el personal médico de primera línea, en los residentes en centros geriátricos y los que los cuidan y en los mayores de 65 años, que están teniendo que hacer fila durante horas en centros de vacunación y peleando con unos sistemas informáticos para obtener cita a menudo colapsados.

Fuente: Sin Embargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *