Cinco cosas que ‘The Mandalorian’ nos ha enseñado sobre Star Wars

The Mandalorian culminó su segunda temporada con varias de las secuencias más emocionantes del universo Star Wars en los últimos diez años.

No sólo logró recuperar el espíritu de la franquicia, también llevar a la televisión una historia con la suficiente solidez como para permitir una nueva reinterpretación del universo imaginado por George Lucas.

Con su estilo sobrio, discretos homenajes al canon principal y. en especial, su emotividad, demostró que la esencia de Star Wars es tan poderosa como perdurable. La serie pudo captarla por completo. Todo para crear algo mucho más elaborado de lo que hasta ahora, Disney había logrado con su llamada “nueva trilogía”.

Lecciones que deja ‘The Mandalorian’ y el universo Star Wars

Por supuesto se trata más que de una reflexión fruto del entusiasmo. The Mandalorian es un producto elegante y sofisticado. Uno que ha demostrado varias cosas acerca de Star Wars. Un recorrido por lo que hace a la franquicia una de las mitologías modernas más poderosas y queridas.

Un buen personaje es la diferencia

Pedro Pascal - The Mandalorian

Durante el último lustro, una de las quejas más frecuentes de los fanáticos de Star Wars fue la necesidad de personajes de envergadura. O al menos con la suficiente sustancia y profundidad como para emular a sus pares tradicionales. La llamada “nueva trilogía” no sólo era una colección de estereotipos más o menos reconocibles. También una reconstrucción sin demasiados recursos de los puntos más importantes de la historia imaginada por George Lucas.

La reinvención de Disney con las películas se centró en un nuevo camino del héroe. Uno en el que La Fuerza y sus caminos misteriosos tuvieran un especial interés. Pero no lo logró y además, careció de cualquier ingenio para narrar una historia que pudiera recuperar el poder del canon original. El conjunto de personajes fue una colección de desatinos. Rey (Daisy Ridley) resultó ser una versión para una nueva generación de Luke Skywalker, sin su complejidad y evolución profunda.

Finn (John Boyega) atravesó El Despertar de la Fuerza (J.J Abrams — 2015) sin hacer otra cosa que demostrar el guion no sabía muy bien cómo encajar su participación en la historia. Al final, incluso Poe Dameron (Oscar Isaac) fue una especie de simplificación del Han Solo de Harrison Ford, incluido en una especie de Deux ex Machina argumental sin relevancia alguna.

Aun peor fue las decisiones tomadas alrededor de Kylo Ren (Adam Driver), destinado a ser un villano en plena evolución y que, sin embargo, fue construido de forma de tan deficiente por un guion complaciente que acabó en la frágil brecha entre una redención poco comprensible, y una pérdida total de su esencial. Al final el conjunto de personajes en la trilogía fue una excusa para recrear situaciones familiares para la audiencia, sin la combinación de audaz ingenio de las que le precedieron.

Grandes diferencias con la última trilogía de Star Wars

the mandalorian jedi vivos
Disney Plus

En cambio, The Mandalorian se preocupó desde los primeros capítulos por mostrar un personaje que, a pesar de jamás mostrar el rostro, tenía toda la densidad y capacidad para la emoción de varios de los más queridos del canon. Din Djarin (Pedro Pascal) no es sólo un cazarrecompensas, también es un genuino representante de lo mejor de Star Wars. Tiene un contexto denso, una historia que empuja sus acciones en el futuro y también, es parte de las extrañas y siempre crecientes líneas narrativas del Universo Star Wars.

Su vinculo con Mandalore, su respeto al código mandaloriano, su austera forma de vida… son el reflejo de un escenario mucho más grande y en especial, complejo. El Mandaloriano es heredero de la tradición de Han Solo, un pirata espacial que encuentra su lugar en medio de una causa más justa y también, de Luke, que comprende el valor de la herencia a medida que se hace más adulto y complejo. Jon Favreau logró crear con Mando un personaje de un valor esencial: es el rostro de Star Wars para la nueva generación.

‘The Mandalorian’ ofrece un mundo enorme y complicado

the mandalorian 2x03 the heiress recap
Disney Plus

Una de las mejores decisiones de Jon Favreau y Dave Filoni fue seguir a su personaje principal fuera de los lugares habituales de Star Wars. El borde exterior de la galaxia, recupera las mejores referencias del canon principal — el western en estado puro, Kurosawa — y lo lleva a una mirada profunda sobre el orden roto del orden y el sentido del poder. Favreau reflexionó acerca de la idea de un lugar inhóspito y arrasado, en la que las viejas luchas por la suprema del poder e intrigas políticas parecen muy lejanas. Y es allí, en la que su austero y distante mandaloriano puede dar lo mejor de sí.

A diferencia de Abrams y Johnson, que batallaron sobre cómo pudieron con ensamblar una historia con diferentes trozos de nostalgia, Favreau creó una cuidada reinvención, incorporando, además, lo mejor de Star Wars como estructura. A saber: los infinitos confines de una galaxia infinita y repleta de historias a punto de ser narradas.

Un ritmo adulto, sobrio e inteligente

the mandalorian 2x01 the marshal sorpresa
Disney Plus

The Mandalorian tiene un especial interés por narrar lo que ocurre en la Galaxia a distancia de las grandes disputas del poder. Pero eso no impide en mostrar que está ocurriendo con los excluidos, renegados y marginados luego de una guerra que arrasó con el orden del poder tal y como se había conocido por eones de tiempo.

Fue una decisión que, además, le permitió incorporar una serie de reflexiones sobre lo que el poder puede ser y además, como afecta a quienes están relacionados con sus implicaciones, incluso en la distancia.

En The Mandalorian no hay grandes conversaciones políticas, ni tampoco largas diatribas sobre lo que la Nueva República y el Imperio simbolizan. Vemos las consecuencias, la forma de elaborar una idea sobre cómo figuras al extrarradio; como Mando o personajes que buscan identidad como Cara Dune (Gina Carano) deben lidiar con los remanentes de un enfrentamiento que aun no termina.

El poder lo es todo en The Mandalorian, pero su interpretación está basada en el impacto que tiene en su historia a un nivel de subtexto de enorme interés y verosimilitud.

El corazón, siempre el corazón

Baby Yoda / The Mandalorian

Cuando se estrenó El Despertar de la Fuerza, George Lucas lamentó la ausencia de criaturas y de “imaginación” a la hora de mostrar todo el Universo Star Wars. Para la ocasión, la historia fue una colección de naves y tecnología. El director J.J Abrams parecía más interesado en mostrar los primeros indicios del conflicto en puertas, que echar una mirada a ese mundo de todo tipo de criaturas y lugares, que siempre fue uno de los puntos más asombrosos de la vasta mitología de la Saga.

Al final, tanto Abrams como Johnson parecían mucho más interesados en apelar a la nostalgia en todas las formas posibles, que en innovar o en al menos, recordar la rica variedad de símbolos que hicieron a la obra de George Lucas famosa.

Jon Favreau tomó la vía contraria o mejor dicho, supo como integrar esa vasta diversidad a un escenario único. Las escenas de The Mandalorian están llenas de referencias —y sin duda nostalgia—, pero el showrunner supo como vincular la mitología Star Wars a su historia de manera natural. Favreau usó desde una larga lista de criaturas conocidas para los más fanáticos, naves, tecnología, pequeños guiños al canon principal… hasta un recorrido por detalles de especial interés para entender la obra en su conjunto.

Finalmente, logró crear algo más grande y espectacular a través de detalles bien escogidos que crearon la sensación que The Mandalorian era el reflejo de algo más grande y poderoso. Como de hecho, lo es.

‘The Mandalorian’ es una historia de padres e hijos

The Mandalorian - Pedro Pascal

Star Wars siempre ha sido una historia sobre la familia, el amor y los lazos que son capaces de unir de formas misteriosas a historias disimiles. Y TThe Mandalorian llevó esa tradición a un nuevo nivel. No sólo construyó con lentitud, delicadeza y mimo, la relación entre Mando y Grogu, sino que elaboró toda una concepción sobre el verdadero corazón de Star Wars. El misterio que une a una gran saga galáctica con las pequeñas cosas con las que todos podemos identificarnos y comprender en su justo valor.

La relación de Mando y su pequeño protegido, que evolucionó desde un deber leal a un verdadero vínculo paterno, es una obra brillante de narración, que culminó con una de las escenas más emocionantes de la saga reciente.

El momento en que Mando se despoja del Casco para mirar a los ojos Grogu, es el espíritu esencial de Star Wars en estado puro. Su poder para cautivar a generaciones y sin duda, trascender a su mera cualidad como producto. Y Favreau pudo captarlo de una manera que resulta sorprendente en toda su belleza.

El artículo Cinco cosas que ‘The Mandalorian’ nos ha enseñado sobre Star Wars se publicó en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *