Detienen a dos policías en Madrid por abusar sexualmente de una joven en un portal y enviarle luego una foto de uno de ellos desnudo por WhatsApp

La Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAN) de la Policía Nacional de Madrid ha detenido a dos agentes municipales. Uno de ellos está acusado de abusar sexualmente de una joven de 27 años y el otro, de encubrir y consentir el delito, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Los hechos tuvieron lugar la noche del pasado sábado, 19 de diciembre, en un barrio del este de Madrid. Según el relato de la víctima, los agentes, que se encontraban haciendo horas extraordinarias durante su turno, la siguieron hasta que se introdujo en un portal. Una vez allí, los dos hombres entraron con ella y procedieron a cachearle con el argumento de que querían comprobar que no portara nada ilícito.

Durante el cacheo, según la versión de la joven, uno de los agentes le metió las manos bajo su ropa interior y le manoseó pecho, nalgas y vagina, mientras que el otro funcionario miraba y lo consentía.

Tras lo ocurrido, los policías le pidieron el teléfono a la mujer y esa misma noche uno de ellos le mandó una foto suya desnudo a través de WhatsApp. La víctima denunció los hechos al día siguiente, aportando esa foto y una grabación de audio y los dos agentes fueron inmediatamente arrestados.

Tras pasar a disposición judicial, ambos han quedado libres con cargos a la espera de juicio, mientras que han sido retirados del servicio temporalmente y la Policía municipal les ha abierto un expediente disciplinario por falta muy grave.

Los acusados niegan los hechos
Los dos acusados, menores de 30 años, llevaban tan solo un año destinados en la unidad en el turno de tarde. Ambos niegan los hechos que se les imputan y afirman que durante su trabajo de patrulla siguieron a la joven después de verla por la calle a la 1 de la madrugada, violando el toque de queda. Según esta versión, una vez que se acercaron a ella, notaron que escondía el bolso, por lo que procedieron a registrarlo por si escondía algo ilegal.

También niegan el envío de la foto del desnudo. Tan solo uno de ellos confiesa que le pidió el teléfono a la mujer y le mandó dos mensajes de texto, y que en su perfil de la red de mensajería tiene una foto suya con el torso desnudo.

Fuente: RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *