Sana distancia en ceremonia de Biden

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, tomará protesta para su nuevo cargo el 20 de enero entre medidas sanitarias y de sana distancia.

A un mes de la ceremonia, los responsables del evento del 20 de enero organizan una ceremonia solemne que cumpla con las normas indispensables para proteger de contagios a los asistentes.

Ayer, el equipo demócrata publicó planes preliminares para el evento que tendrá lugar en Washington.

La ceremonia no será virtual. Sin embargo, los invitados deben estar preparados para distanciarse socialmente y usar cubrebocas.

Además, los legisladores analizan si será necesario solicitar una prueba de covid-19 para cualquier persona en la plataforma cercana al presidente electo, explicó Paige Waltz, portavoz del comité conjunto del Congreso encargado de supervisar el evento.

La plataforma VIP tiene capacidad para mil 600 personas.

El comité organizador está considerando recortar los números en ambos casos.

El presidente electo rendirá un discurso tras juramentar. Foto: AP

“No sé exactamente cómo va a funcionar todo. La clave es mantener a la gente segura”, declaró Biden.

El equipo demócrata hizo un llamado a sus seguidores a que no acudan a
Washington, D.C., para el evento.

La ceremonia inaugural será sumamente limitada y el desfile subsiguiente será algo totalmente distinto”, anticipó el comité organizador en un comunicado.

Tras la juramentación, el exvicepresidente pronunciará un discurso en el que abordará sus objetivos de su administración.

“Biden detallará su visión para derrotar al virus, reconstruir al país y unir a la ciudadanía”, añadió el texto.

El doctor David Kessler, exdirector de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), fue nombrado asesor de temas médicos para la ceremonia.

Fuente: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *