¿Qué hay tras el enfado de Christopher Nolan por la decisión de Warner?

Christopher Nolan ha sentenciado. La decisión de Warner de estrenar sus grandes en el cine y en su plataforma streaming HBO Max sigue dando de qué hablar. Y lo hace por una razón sencilla: se trata de una sacudida inesperada y del todo inoportuna para la industria. Una que llega mientras buena parte de las cadenas de distribución y cines luchan por sobrevivir, al mismo tiempo que las productoras intentan mantenerse en pie. La determinación del estudio de brindar la misma importancia al cine que a la transmisión online desgasta el músculo del mundo del espectáculo, y abre una nueva era sobre la estrategia de negocios en la meca del cine.

Una de las primeras figuras en reaccionar ante la decisión fue el director británico Christopher Nolan, que declaró su “incredulidad” sobre la decisión de Warner. Además de señalar que se trata de un proceso “muy desordenado”, con una serie de repercusiones que aun no se analizan del todo. Para el realizador, se trata de algo más que una maniobra de negocio, por lo que ha hecho hincapié en cómo cambiará el futuro del cine la propuesta del estudio al que pertenece.

Por supuesto, Nolan es una de las voces más autorizadas para emitir crítica concreta sobre el tema. Su película Tenet fue lanzada durante el verano, como una prueba de fuego en medio de uno de los momentos más duros de la cuarentena. Y aunque los resultados en bruto no fueron un fracaso en taquilla, sí estuvieron muy por debajo de las estimaciones sobre la recaudación que podía lograr un título semejante. El malestar e incomodidad de Nolan por la probabilidad que las producciones de Warner sean parte de una nueva forma de hacer negocio está más justificado. Pero en especial, reflejan la que es probable sea la opinión de buena parte de la industria.

Un largo camino de desacuerdos y planes incompletos

Warner Bros. retrasó el lanzamiento de Tenet tres veces durante el transcurso de 2020 debido a la pandemia. Fue de las primeras producciones de alto calibre en sufrir cambios de fechas apreciables, y también una de las que permitió analizar los movimientos del mercado. Por si eso no fuera suficiente, Tenet — que se proyectaba como el gran éxito del verano norteamericano — se convirtió en un conejillo de indias a través del cual, Warner intentaba probar tres situaciones por completo distintas.

Nolan, el principio del fin

En primer lugar, el comportamiento del público. A pesar de las recomendaciones, medidas de seguridad y las promesas de las salas de cine de mantener estrictas previsiones higiénicas, la asistencia a las proyecciones seguía siendo mínima. Tenet, con su larga campaña de intriga y marketing, parecía la forma perfecta de atraer a los fanáticos al cine.

No obstante, y a pesar del apoyo de medios de comunicación y la industria, la película no logró movilizar grandes masas. Y a medida que el tiempo transcurría, fue más que evidente que no lograría un éxito apoteósico. Tampoco, una reactivación de las proyecciones en salas.

En segundo lugar, Tenet tuvo que enfrentarse casi en simultáneo con el fenómeno Mulán. Esto puso en jaque a buena parte de las distribuidoras y cadenas de teatros. La inesperada estrategia pareció ser la contraparte del intento de Warner por analizar el comportamiento del público en salas. Y aunque los datos de Mulán no fueron concluyentes, sí dejaron en claro que el estreno online no eran el riesgo considerable que hasta entonces suponía la industria.

Por último, Tenet demostró que incluso los grandes nombres eran incapaces de atraer al público al cine. Una realidad que se hizo mucho más patente cuando a mitad de octubre, la película del ’93 Hocus Pocus logró imponerse en ganancias sobre el film de Nolan. El extrañísimo comportamiento en taquilla de la producción provocó algunas interpretaciones en medios especializados sobre el hecho que las salas de cine ya no eran predecibles. Y, por lo tanto, no podían ser parte de una maniobra planeada en busca de la reactivación de la industria.

Christopher Nolan contra el nuevo mundo online

christopher nolan netflix
CochinoPop.com, Netflix

Después de una situación tan complicada, es comprensible que Nolan no esté en absoluto interesado en los lanzamientos simultáneos. No obstante, es evidente que el director está preocupado por la posible repercusión de una decisión semejante.

Christopher Nolan dijo a ET Online que está “incrédulo. Especialmente por la forma en que lo hicieron”, en una evidente alusión a cómo a muchos cineastas no se les dio mucha atención. Warner parece haber tomado la resolución de equiparar la importancia del estreno en cines con el online sin una consulta previa. “Hay tanta controversia en torno a eso porque no le dijeron a nadie. (Los estrenos) En 2021 tienen a algunos de los mejores cineastas del mundo, tienen algunas de las estrellas más grandes que trabajaron durante años en algunos casos en estos proyectos que están destinados a ser grandes experiencias de pantalla. Están destinados a estar disponibles para las audiencias más amplias posibles … Y ahora están siendo utilizados como líderes en pérdidas para el servicio de transmisión, para el incipiente servicio de transmisión, sin ninguna consulta. Entonces, hay mucha controversia”.

Por supuesto, Christopher Nolan se refiere al hecho de que gran parte de los estrenos que llegarán directamente a HBO Max forman parte de un catálogo de superproducciones que fueron creadas para el cine, lo mismo que Tenet. Su opinión podría ser la misma de Patty Jenkins, Denis Villeneuve y James Gunn, quienes trabajaron en superproducciones de considerable espectacularidad visual y argumental.

Uno más en la lista

tenet christopher nolan crítica
Warner Bros.

¿Es Christopher Nolan el vocero involuntario del malestar detrás de la decisión de Warner? El realizador no ha hecho comentarios acerca de ese punto en específico, pero es evidente que hay un malestar considerable.

Nolan ha mantenido durante mucho tiempo una buena relación con Warner. El estudio ha sido el lugar para sus grandes experimentos visuales y narrativos. Sus películas ganadoras de un Oscar se desempeñan consistentemente bien en la taquilla, por lo que la combinación entre lo ocurrido con Tenet y la decisión de Warner puede haber traído un considerable malestar entre la compañía y el realizador.

“Es muy, muy, muy, muy desordenado. Un verdadero cebo. Sí, no es la forma en que tratas a los cineastas, las estrellas y las personas que… estos tipos han dado mucho por estos proyectos. Merecían ser consultados y hablados sobre lo que iba a pasar con su trabajo”, dijo.

Por supuesto, Christopher Nolan se refiere al hecho que la gran mayoría de las producciones que llegarán al streaming son obras del trabajo de años de grandes equipos. Dune ha sido considerada la gran película de ciencia ficción de la década, mientras que Suicide Squad tiene toda la intención de revitalizar el universo cinematográfico expandido de DC de una forma novedosa. En ambos casos, la llegada al streaming resta efectividad a futuras campañas de marketing en favor del regreso a las salas del cine, así como la utilizar la popularidad de títulos semejantes para vencer la resistencia al tema que podría haber provocado los largos meses de confinamiento.

Todos contra Warner

Nolan tuvo palabras más fuertes en una declaración compartida con The Hollywood Reporter que criticó a HBO Max como “el peor servicio de transmisión”.

“Algunos de los cineastas más importantes de nuestra industria y las estrellas de cine más importantes se acostaron la noche anterior pensando que estaban trabajando para el mejor estudio cinematográfico y se despertaron para descubrir que lo hacían para el peor servicio de transmisión”, declaró. “Warner Bros. tenía una máquina increíble para hacer que el trabajo de un cineasta saliera en todas partes, tanto en los cines como en el hogar, y lo están desmantelando mientras hablamos. Ni siquiera entienden lo que están perdiendo. Su decisión no tiene sentido económico e incluso el inversor de Wall Street más casual puede ver la diferencia entre disrupción y disfunción”.

Nolan agregó a ET Online que Warner está utilizando “la pandemia como una excusa para luchar por una ventaja a corto plazo. Y es realmente lamentable”, dijo. “No es la forma de hacer negocios y no es lo mejor para la salud de nuestra industria”.

Aun así, Christopher Nolan es optimista de que el ecosistema de exhibición de películas prosperará pronto nuevamente. “Cuando regresen los cines y la gente vuelva a las salas, cuando se haya lanzado la vacuna y haya una respuesta sanitaria adecuada del gobierno federal, soy muy optimista sobre las perspectivas a largo plazo de la industria” puntualizó.

El artículo ¿Qué hay tras el enfado de Christopher Nolan por la decisión de Warner? se publicó en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *