La Starliner de Boeing supera una prueba clave y cada vez está más cerca de llevar astronautas al espacio

SpaceX suele llevarse toda la atención con sus cápsulas Crew Dragon o su ambicioso proyecto para llegar a Marte con la Starship. Sin embargo, no es la única compañía privada involucrada en la nueva carrera por la conquista del espacio. Boeing, un veterano de la industria aeroespacial, ha completado una prueba de aterrizaje en tierra de la Starliner. Con este logro, la compañía se encuentra cada vez más cerca de realizar una segunda prueba orbital y, más adelante, llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS).

La NASA ha anunciado que la Starliner de Boeing ha completado la campaña de confiabilidad del sistema de aterrizaje de la nave. La prueba ha consistido en la realización de seis vuelos controlados en los que han dejado caer a la cápsula para evaluar el desempeño del sistema de paracaídas. En casa fase se han analizado diferentes situaciones de riesgo. Para elevar la cápsula por los cielos de Nuevo México (Estados Unidos), se ha utilizado un enorme globo.

Starliner de Boeing en la prueba de paracaídas
Starliner de Boeing en la prueba de paracaídas

Según Boeing, la Starliner es la primera cápsula estadounidense diseñada para aterrizar en tierra. Para ello, utiliza un complejo sistema de etapas múltiples de paracaídas y airbags que permiten que se pose suavemente sobre un terreno sólido con los astronautas a salvo. Seguramente estarás recordando que la cápsula Dragon de SpaceX también utiliza paracaídas. Sin embargo, su misión es diferente: están diseñados para descensos sobre el mar.

Boeing aún debe demostrar que la Starliner es segura

Si bien la prueba de aterrizaje fue un éxito, los ingenieros de Boeing aún tienen trabajo por hacer. Desde la compañía han asegurado que mejorarán aún más la fiabilidad del sistema de descenso. Asimismo se han comprometido a desarrollar “la cápsula de tripulación orbital más segura posible”.

Es preciso recordar que en diciembre de 2019, la Starliner despegó con destino a la ISS, pero no logró acoplarse debido a una anomalía que hizo que se consumiera más combustible del que debía. En 2021 realizarán un segundo vuelo orbital para demostrar que esos errores ya han sido corregidos.

El artículo La Starliner de Boeing supera una prueba clave y cada vez está más cerca de llevar astronautas al espacio se publicó en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *