La curiosa forma de hablar de Yoda podría tener una explicación clara

Yoda y The Mandalorian. Sí, lo sabemos: el capítulo trece ha sido el mejor — o uno de los mejores — capítulos de The Mandalorian. Tuvo una ambientación extraordinaria que a muchos le recordó a algunos momentos de Kagemusha de Akira Kurosawa, un reparto de lujo que incluyó a Diana Lee Inosanto y a Michael Biehn. Además de claro está, de traer al mundo live action a la formidable Ahsoka Tano interpretada por Rosario Dawson.

Pero por supuesto, el punto central del episodio la considerable cantidad de información que ofreció el guion sobre el Niño, que finalmente sabemos responde al nombre de Grogu, fue criado y educado por varios Jedi en Coruscant y que como era obvio, le recordó a la Jedi a un gran maestro: Yoda.

Lo más interesante es que todo este intercambio de información ocurrió sin palabras, puesto que el bebé es aún muy pequeño — para su especie — como para hablar de forma clara y lo hace — por ahora — solo de forma mental. Y aquí es cuando también podríamos hacernos algunas preguntas interesantes sobre si esa capacidad para comunicarse con claridad a través de la telepatía, es el origen de una de las características más recordadas del Maestro de Luke Skywalker: su curiosa forma de expresarse.

La gramática de lo misterioso

Ya es una tradición que la gramática forzada de Yoda sea parte del legado del personaje. La mayoría de las veces parece tratarse solo una forma en que los diferentes guionistas de Star Wars han dejado claro que el idioma común es la segunda lengua del Maestro. En otras ocasiones, una demostración fidedigna que hay un tipo de conocimiento esencial en la forma en que el personaje escoge las palabras que utilizará. Es una técnica que ha sido discutida y alabada por lingüistas desde su primera aparición en la pantalla.

Pero las interacciones de Grogu con Ahsoka agregan una nueva capa a la discusión sobre los patrones lingüísticos de Yoda y es la gran pregunta: si su incapacidad para expresar un idioma fonético de manera correcta se debe a que su especie se expresa en muy pocas ocasiones en voz alta.

Grogu ya tiene alrededor de cincuenta años y todavía no habla, pero es capaz de comunicarse con Ahsoka a través de la Fuerza de una manera que atraviesa sus lindos balbuceos de niño pequeño. Ella aclara que no es el lenguaje como lo conoce Din Djarin, lo que deja preguntas sobre la naturaleza de su conversación.

Aunque está implícito que Grogu todavía está sufriendo un fuerte trauma de la Purga Jedi, no parece que le falte la capacidad de aprender un lenguaje verbal y de hecho, a juzgar por las largas horas que Tano pasó “conversando” con el pequeño es evidente que las imágenes son lo suficientemente elaboradas como para sustituir fonemas de lenguaje.

En cambio, parece ser una parte natural de la esencia de Grogu: un ser alienígena que pasa muchos años como un niño, incluso cuando partes de su mente florecen con el potencial de la Fuerza. En lugar de comunicarse a través del sonidos, la Fuerza podría estar guiándolo a través de los conceptos y emociones entretejidos en el tejido de la vida. Toda la existencia física a su alrededor se define por la forma en que Grogu siente sus formas a través de la Fuerza.

De ser así, es una forma de pensar peculiar y mística que no se traduce fácilmente. Las impresiones telepáticas que comparten dos Jedi entre sí, con todas las capas emocionales y matices y vibraciones silenciosas de la energía de la galaxia pasando entre ellos, ya se basan en la meditación profunda que les ayuda a ser uno con la Fuerza. De modo que la información que pueden captar, son extrapolaciones de los fonemas, que además analizan y reflexionan sobre la concepción de lo que concebimos como lenguaje, un detalle que incluso, invita a reflexionar sobre la cuestión acerca de cómo podría comunicarse la vida inteligente en el Universo con un una criatura con la que no comparte formas de comunicación.

La cuestión de cómo se comunica Grogu, es una percepción de enorme interés acerca de cómo profundizamos en la raíz de la capacidad para comunicar ideas, incluso cuando ambos interlocutores no comparten los mismos símbolos y mucho menos, la forma de expresar idea de manera fonética.

Explicarlo a alguien que no puede sentir la Fuerza sería tan difícil como traducir con precisión del japonés al inglés, por dar un ejemplo entre idiomas que no comparten grafía o sonidos. Aunque la traducción directa es posible, la naturaleza del idioma en sí conlleva matices culturales que se pierden a menos que el traductor comprenda las raíces más profundas del idioma.

Debido a que Grogu parece tener este largo silencio e incubación dentro de la Fuerza, sugiere que el propio Yoda también podría haber vivido una experiencia semejante durante décadas o más, lo que puede explicar su cadencia de habla. Esto se debe a que cuanto más tiempo se vive sin un lenguaje verbal, es más difícil empezar a aprender uno. ¿Es este el motivo por el que Yoda, tenía dificultades para expresar conceptos profundos a través de algo tan simple como una serie de conceptos acústicos ordenados entre sí, luego de disfrutar de la capacidad de modular ideas mucho más amplias a través de los conceptos mentales?

Por supuesto y siempre en el terreno de explorar las posibilidades que plantea Star Wars sobre comunicación entre especies, es igualmente probable que la necesidad de hablar no sea inherente a la especie en absoluto. Si es algo que debe aprenderse tarde, no es de extrañar que los de su clase adopten un diálogo singularmente forzado, y tal vez la forma en que se percibe la Fuerza moldeó la lingüística de Yoda. La Fuerza percibe toda la existencia física, luego da forma al yo o al individuo.

Entonces, al traducir la Fuerza al habla, primero habla del objeto, luego del sujeto, y luego se agregan los verbos, las partes de la oración que alguien que percibe a través de la Fuerza tendría más problemas para articular. En otras palabras: la Fuerza se manifiesta a través de todo el conjunto de las cosas y actúa como una percepción muy amplia y elaborada sobre lo que rodea a los sensibles a su existencia. De modo que el lenguaje podría ser una elaborada mirada sobre ese universo de detalles sustraídos y comprendidos de forma amplia, para luego traducirse a un nivel más sencillo.

Grogu, en el futuro lejano, podría intentar contarle a alguien sobre el día en que se conoció y fue probado por un Jedi. Si la teoría anterior es cierta, podría describirla así: “La bola brillante que Grogu convocó. La Fuerza alrededor de Ahsoka Tano se calentó. Una sonrisa que le dio a Grogu, aunque sintió dudas”, lo que podría resumir la experiencia pero desde el punto de vista de La Fuerza y la forma en que Grogu interactúa a través de ella.

Por el momento, no sabemos si Grogu llegará a hablar pronto en voz alta. Si lo hace, sus primeras palabras serán la clave para comprender el dialecto de Yoda. Pero la teoría de que la Fuerza es parte del método de comunicación inherente a las especies de Grogu y Yoda tiene mucho sentido. De todas las razas de Star Wars, Yoda parece la más conectada con el misticismo natural de la Fuerza. Si bien el camino de Grogu será el suyo, ya está marcado con el mismo poder sin palabras.

El artículo La curiosa forma de hablar de Yoda podría tener una explicación clara se publicó en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *