Israel vota a favor de disolver el parlamento y podría haber nuevamente elecciones en el país

La crisis política en Israel no da respiro. Los diputados israelíes aprobaron este miércoles, en votación preliminar, la disolución del Parlamento, un primer paso para poner fin al gobierno de coalición formado por el primer ministro Benjamin Netanyahu y su ministro de Defensa, Benny Gantz.

Al respevto, Netanyahu aseguró que “el pueblo de Israel quiere vacunas y no elecciones” y dijo que el país debe permanecer unido durante estos “tiempos dramáticos” de pandemia.

De tener éxito el proceso iniciado este miércoles el país irá a elecciones por cuarta vez en estos últimos dos años, marcados por la polarización y la incapacidad de generar mayorías propias o coaliciones sólidas.

La moción fue presentada por la oposición después de que el mismo Gantz, miembro de la coalición, dijera que su partido de centro-derecha Azul y Blanco votaría a favor. El proyecto de ley debe ahora debatirse en las próximas semanas en un comité parlamentario, lo cual abre el camino para una disolución de la cámara y nuevos comicios.

La propuesta de disolución fue aprobada por 61 votos a favor y 54 en contra.Los miembros reunidos del Kneset, parlamento de Israel (AFP)Los miembros reunidos del Kneset, parlamento de Israel (AFP)

La iniciativa había partido del jefe de la oposición, Yair Lapid, que acusaba al actual gobierno de coalición en el poder de ser “el peor de la historia de Israel” y de no haber sabido gestionar la crisis del coronavirus.

Gantz anunció inesperadamente que votaría a favor, lo que hizo efectivo este miércoles. El político y ex militar acusa a Netanyahu de actuar en función de sus intereses y no de los del país.

La disolución del Kneset (parlamento israelí) provocaría las cuartas elecciones en menos de dos años en Israel. En las tres convocatorias precedentes Netanyahu y Gantz no lograron nunca desempatar.

Ambos políticos acabaron por ceder y formaron una coalición, pero las desavenencias han sido continuas en los últimos meses, según la prensa, en particular en torno a la elaboración de presupuestos para este mismo año y para 2021.

Tras la aprobación este miércoles del primer paso para una nueva disolución del Parlamento, Netanyahu pidió evitar unas elecciones innecesarias y dijo que Israel debe permanecer unido durante estos “tiempos dramáticos” de pandemia.Enemigos cercanos. El ministro de Defensa Benny Gantz y el primer ministro Benjamin Netanyahu (Tal Shahar/Pool via REUTERS)Enemigos cercanos. El ministro de Defensa Benny Gantz y el primer ministro Benjamin Netanyahu (Tal Shahar/Pool via REUTERS)

“El pueblo de Israel quiere vacunas y no elecciones. Necesitamos dejar la política de lado, ya habrá tiempo suficiente para eso, pero debemos trabajar juntos por nuestros ciudadanos”, dijo Netanyahu durante una conferencia de prensa.

Además, se refirió al apoyo de Gantrz, su socio de coalición, a la moción votada en el Parlamento: “Debe detenerse y no llevar al país a elecciones. Aún no es demasiado tarde”.

La atención del Gobierno, enfatizó, debe centrarse en la lucha contra la pandemia, que advirtió de que sigue representando una amenaza.

Mientras que adelantó que pronto podrían aplicarse nuevas restricciones para frenar los contagios, estables desde hace más de un mes pero en lento ascenso, prometió que “las primeras vacunas llegarán pronto a Israel”.

Por otra parte, entre sus argumentos en contra de unos nuevos comicios señaló también a las amenazas de seguridad que enfrenta el país, que dijo presentan “serios desafíos” y contribuyen a la gravedad de la situación actual.

Tras las declaraciones del primer ministro, Gantz, actual titular de Defensa, lo acusó de ser un manipulador y de “mentir y engañar” al electorado, añ que dijo le está causando un daño “económico, médico y social”

Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *